Menu

Ibanez AF105SM EE Artcore: belleza y equilibrio.

Ibanez artcore ispmusicaLas guitarras archtop suelen formar parte de la vida del guitarrista una vez transcurridas sus primeras fases como instrumentista. Una familia de instrumentos algo desconocida para muchos. Suele pensarse con desacierto que se trata de guitarras para el jazz o que quedan lejos de los estilos más “modernos”. No sé qué o quién es el responsable de mi afinidad con este instrumento, pero me quedé bastante enganchado a él cuando lo probé.

Lo que sí tengo claro es que desde luego no es exclusivo para jazz o ningún otro estilo en concreto. Por el contrario, es versátil y sorprendente en la mayoría de los entornos en los que trabajemos.

Introducción
Suele hablarse de este tipo de instrumento como guitarras puristas. Tengo la impresión de que ese concepto viene dado por la naturalidad de su sonido, la buena definición que suele ofertar esta familia de instrumentos y, tal vez, porque es frecuente oírlas en sonidos limpios. Recuerdo que no hace mucho fue publicado un interesante artículo sobre las guitarras de tapa arqueda. Escrito por el lutier ISP, Raúl Rodríguez. En mi caso, voy a narraros la experiencia que me supuso probar esta, sin duda llamativa, guitarra Ibanez de la serie artcore.

La vi por primera vez en feria. Es posible que alguno de vosotros la recuerde si pasasteis por Comúsica 09. Desde luego es una guitarra que visualmente impacta por su acabado. Cuando pasé por el stand de Music Manía me quedé un buen rato mirando sus trazos, parecían dibujados a mano. Qué chulada.

Para mi sorpresa y sin saber nada del asunto, un buen día me llegó material para banco de pruebas. Ordené las cajas, amplis, efectos, etc. En fin, lo que suelo hacer y... sorpresa. Al abrir una de las cajas propuestas se hallaba esta AF105SM artcore.

Construcción y acabado
Una guitarra visualmente apetecible (al menos a mis ojos). Acabada en arce (aros, tapa y fondo), con dibujos (no sé si serigrafiados) como si de mapas se trataran. Me gustó mucho esa combinación entre la veta del arce vista y los trazos rotulados. A unos les gustará más que a otros el aspecto, de lo que no hay duda es que se trata de un instrumento personal.

El acabado es fino, cuidado, delicado. La guitarra está bien construida y rematada.

Tacto, electrónica y sonido
Como otras veces, pasé algunos acordes y frases sin enchufar. En este caso aún me parecía una prueba más significativa, puesto que deseaba conocer la energía y resonancia de la caja de la Ibanez. Fue entonces cuando obtuve mis primeras impresiones sobre el agradable tacto y sobre todo de la particular definición de las notas en esta guitarra.

Ya en el estudio, me puse a grabar algunas pistas. Se trataba de un tema que tenía en mente. Decidí aprovechar las grabaciones para “anotar” las ideas en registros de audio para no olvidarme, y ya de paso rematar conociendo mejor a nuestra invitada. Lo que empezó siendo trabajo puro y duro (probar una guitarra sobre la que escribir), empezó a convertirse en placer.

Comencé con limpios en arpegios. Sonaba extremadamente definido, un grosor contundente en las notas, pero con definición, matices brillantes y, sobre todo, un aplastante equilibrio tonal entre sus cuerdas.

El tema que tenía en la cabeza me inspiraba algo más sucio y peleón. Me apetecía esa limpieza de arpegios definidos, claros y precisos, pero más turbios. Oí en una ocasión preguntar a alguien ¿cómo te gustan las mujeres?, el interrogado contestó: como el café, turbio y amargo. Ese punto turbio es el que yo quería para el sonido de este arpegio. Con ayuda del amplificador, y tras recorrer varias saturaciones y pequeños puntos de tremolo, encontré exactamente el sonido que buscaba. Perfecto. Qué maravilla, una impoluta definición que hacía que todo se entendiera bien, pero con sabor desgarrado y apoyado en los matices que nos brinda el “crunch”. Os confieso que me quedé enganchado a estos sonidos que brotaban del sujeto en banco de pruebas.

Su característico sonido funde dos elementos bastante dispares en principio. La nitidez y definición característica de los sonidos acústicos, arropadas por la calidez de sus cremosas humbucker Super 58 Custom. En relación a la intención que os contaba en los párrafos anteriores, lo que obtenemos es un cuerpo grandote, un perfecto contorno del sonido y multitud de armónicos y puntos saturados (si los buscamos).

Pasado un mes, las pruebas en mezcla
Aunque posteriormente grabé algunas tomas más (con esta Ibanez y otras con diferentes marcas de acústica y eléctrica), conservé las pistas originales con las que realicé este banco de pruebas para ISP Música. Cada vez que subía el fader de pista artcore la canción se llenaba de magia; aunque debía tener cuidado con el cuerpo del sonido pues es una guitarra que “llena” mucho.

Es curioso pero la única forma de conseguir algo parecido (si omitía esta pista de la Ibanez AF105SM), era meter una acústica limpia en un canal y otra pista aparte de una eléctrica grave saturada. Así conseguía fusionar los resultados que me procuraran definición, limpieza y punto desgarrado al tiempo. Aún así la personalidad del instrumento era difícil de emular, por muchas vueltas que le diera a las pistas en mezcla.

Evidentemente, mis pruebas no sólo se limitaron a este espectro sonoro. Mis pruebas recorrieron el limpio grueso jazzero, ritmos funk opacos y brillantes, limpios y saturados, solos bluseros a medio gas e, incluso, caña de la maja. La respuesta fue en todos los casos apetecible, equilibrada y personal.

Conclusiones
No sé si a estas alturas me habré descubierto al respecto pero, la guitarra ha superado con creces mis expectativas ante las pruebas. Pasé del amor a primera vista, por su look tan personal, al amor de la convivencia al usarla durante varios días en el estudio. El instrumento me ha gustado, en general, mucho. Creo que para los que tenéis ya una artillería de eléctricas, esta opción puede sorprenderos. Abrir nuevos caminos inesperados en la forma de tocar y en los sonidos a conseguir. Para los más puristas, no he sometido el instrumento a una comparativa con guitarras de esta familia. Aún así estoy seguro de que, en relación a su precio, los parámetros de nitidez, equilibrio, afinación, tono y tacto pasarían con nota las pruebas más exigentes a las que pudiera ser sometida. Una buena y sorprendente guitarra. Mucho más versátil de lo que parece.

email  facebook rec  twitter rec  google rec  printrest rec  linkedin rec  rssnews