Menu

Italia Mondial WoodTop. Un híbrido que sorprende.

Italia-Mondial-Ispmusica
La firma Italia no deja de sorprendernos en banco de pruebas. Con una fuerte personalidad en sus diseños y acabados que pueden llevar a engaños, las Italia se hacen hueco entre la competencia por sus generalmente excepcionales resultados en cuanto a sonido se refiere.

 

Matizo la observación anterior por no caer en la indefinición. El look de las guitarras Italia, bajo mi parecer, manifiesta un aspecto retro que puede hacer pensar a primera vista que se trata de guitarras “antiguas” o raras. Rozando el concepto vintage, muestran una personalidad estética que difiere bastante de lo “habitual”. Casi siempre que he abierto un estuche o caja que contenía una guitarra de esta firma, mi primera impresión visual me ha llevado a un estado de alucinación. Sorpresa ¿Qué es esto?

Posteriormente, y en todas las ocasiones, he enchufado el instrumento y la guitarra se ha ido haciendo conmigo, por presentar cualidades bastante profesionales en cuanto a sonido y afinación se refiere.

Mondial WoodTop
En el caso que hoy nos ocupa, la prueba no ha sido diferente. Una sensación de extrañeza me invadió cuando saqué la guitarra del estuche. Cortes de cuerpo bastante peculiares y además, en esta ocasión, acompañados de una combinación electrónica poco frecuente: Pastillas magnéticas humbucker en cuerpo y piezo sobre el puente.

Un aspecto al más puro estilo Beatles, con potenciómetros vintage y un sorprendente ecualizador de tres bandas en la parte superior del cuerpo. Además de ser poco frecuente el hecho de encontrarse un ecualizador en una guitarra, su acabado y disposición tiene ese aire particular que podemos ver casi exclusivamente en guitarras italianas.

Terminando las impresiones estéticas o de primera vista, comentar que llamó poderosamente mi atención esta mezcla de elementos que fusionan raíces acústicas y eléctricas en un concepto semieléctrico-arch top.

Concepto y construcción
Está claro que el desarrollo del diseño de la Mondial Woodtop ha seguido unas directrices muy concretas. Por una parte la guitarra pretende (y consigue) mezclar las características de una arch-top con la ligereza y tamaño de caja reducido de una eléctrica convencional. Nos encontramos por tanto un cuerpo estrecho, manejable pero con un calado en su tapa. Lógicamente el cuerpo no es macizo, lo cual permite la resonancia acústica.

Los acabados son buenos. Como en todas las guitarras Italia que he probado hasta el momento, la sensación es de solidez. Instrumentos robustos, bien hechos y con esmero en los acabados. Si hablamos de materiales de construcción, hablamos de calidad: cuerpo de caoba, mástil de arce, diapasón en palo rosa y tapa de arce. El empleo de dichas maderas, como bien es sabido a estas alturas, procura un instrumento fiable, resistente y con buena sonoridad.

Electrónica
La intención del cuerpo ya resulta llamativa, pero el resultado se complementa con una electrónica especialmente peculiar. Dos pastillas magnéticas Wilkinson WVC, espesas, de sonido grueso y poderoso (si lo buscamos), combinadas con un piezo que capta las vibraciones “acústicas” de las cuerdas. Ya he visto en otras ocasiones esta combinación, por ejemplo en algunas guitarras Peavey. Hablaremos de su resultado en el apartado dedicado al sonido.

Parece sensato pensar que una buena artillería electrónica, dos tomas de sonido en este caso, requieren un buen surtido de controles para combinar y manejar las fuentes de audio a nuestro antojo. Tres potenciómetros circulares situados de forma convencional en la parte inferior del cuerpo son los responsables del control electrónico. Como mencionaba un poco más arriba, un ecualizador de tres bandas se suma a los elementos de control del sonido de la circuitería. De este modo, tenemos capacidad de maniobra sobre el tono y el volumen de las humbuker, así como los dispositivos nos permiten manipular el volumen y las frecuencias de la captación mediante piezo. No he olvidado el selector de pastillas de tres posiciones, aunque tampoco hay mucho más que añadir sobre el mismo.

Colores disponibles (top/back)

  • Italia Black / Italia Black
  • Tobacco Burst / Transparent Tobacco
  • Cherry Burst / Transparent Cherry
  • Honey Burst / Transparent Honey

    El sonido
    Lo resumiría en “sorprende”. Dentro de unos parámetros de calidad muy aceptables, nos encontramos con una gran versatilidad. La guitarra suena bien, sólida, contundente, con cuerpo y personalidad. Tanto en graves como en agudos la solvencia del instrumento es digna de mención.

    El recorrido tímbrico al que accedemos con la Mondial Woodtop es amplio. Podemos atenuar el piezo y buscar chicha guerrera con las humbucker, rebajar las dosis “magnéticas” y enfatizar los resultados acústicos o, en tercer lugar, podemos jugar con numerosas combinaciones entre los dos tipos de toma. Por consiguiente, los resultados sonoros del instrumento son variados y se adaptan con buenos resultados a muy diversos estilos de música. Dejando a un lado todas estas combinaciones, creo que la parte esencial es la calidad. Es decir, prefiero un sonido bueno que mil mediocres. En este caso podemos afirmar que disponemos de una guitarra bien hecha y que suena bien en sus diversos registros.

    Herrajes y tacto
    Herrajes cromados rematan ese punto añejo, junto a la incrustación que presenta la pala (logotipo Italia, cromado y en relieve). En cuanto a los elementos que nos faltan, mencionar su puente fijo de madera sobre el que está instalado el piezo, la placa cromada que sirve de soporte para las cuerdas y que se muestra como un elemento decorativo más y, por último, su clavijero grover, marca conocida ya por todos.

    Conclusiones
    Es una guitarra difícil de catalogar. Difícil por ser poco común. Ordenando mis ideas podría concluir, primero, que tiene una estética particular sujeta a los gustos de cada cual. Segundo, que está bien hecha, sus sonidos son potentes y ofrece resultados de calidad. Tercero, que es un instrumento versátil que recorre captaciones acústicas y eléctricas, proporcionando más herramientas sonoras que una guitarra convencional. Cuarto, que sus materiales de construcción son de primera. Y quinto, que el precio es radicalmente sensato. Una guitarra rara y especial pero que vale más de lo que cuesta.

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec