Menu

Camps flamenco. Comodidad y buen sonido.

campsflamenco1Ya hace algún tiempo que no pasaban por mis manos guitarras flamencas distintas a las que toco habitualmente. La verdad es que la “Raimundo Midi” la uso para muy distintas situaciones musicales, así como algunas de “Sanchís Carpio”. Por eso la idea de probar algo diferente me parecía interesante, sobre todo porque David Martín, director de la revista, me comentaba que podía merecer la pena.

chema vilchez retratoEfectivamente, así ha sido. Además, cabe señalar que esta guitarra está avalada y certificada por Manuel Granados, conocido guitarrista flamenco y pedagogo. De entrada, es una garantía que alguien respalde con su firma y prestigio la calidad de un instrumento. No creo que a ningún profesional le interese que su nombre aparezca ligado a un instrumento mediocre.

Paso pues a contaros mi experiencia con la guitarra

 El Sonido
La acústica del instrumento es buena y el volumen, sin ser excesivo, es más que aceptable. Más de uno pensará, no sin razón, que todo depende de con qué lo comparemos. Evidente, hay guitarras de 10.000 euros atronadoras.

El sonido es “flamenco”, muchos seguro que lo reconocerían como “muy flamenco”, en el sentido de ecualización y expresividad. Claramente, este instrumento no pasa por ser una guitarra clásica, como a veces sucede con otros modelos. Hay una presencia muy evidente de frecuencias medias y altas. No es que los graves no suenen, pero los bordones y especialmente la 5ª y 6ª cuerdas no tienen ese, tan característico en otros tipos de guitarras, sonido oscuro.

camp flamenco2

Esta guitarra es más bien brillante y muy alegre. La respuesta en la nota es muy rápida; si bien es cierto también que las cuerdas son de gran calidad. Me parece reconocer la tercera de carbono. El sustain también es bueno, unos tres segundos en el traste doce de la primera cuerda y la generación de armónicos por simpatía es aún mayor, pero redundando en un sonido limpio y agradable. Por lo tanto, podemos decir que el timbre, dentro del equilibrio, tiende a matices medios altos. Me recuerda a las guitarras flamencas que se hacían en los sesenta y setenta; lo digo porque algunas que he probado me dejaron una sensación parecida.

El Cuerpo
Mentiría si no dijese que, más allá del sonido, lo que más ha llamado mi atención de esta guitarra es la comodidad. Es un instrumento que “se deja tocar”, en el sentido literal de la frase. En los últimos años varios fabricantes de guitarras han optado por modelos de un tamaño más bien grande, aumentando la escala del diapasón, el ancho de los aros, incluso la superficie de la tapa. Por supuesto también el ancho del mástil. Esta particularidad es un poco incómoda para los que también tocamos guitarras eléctricas y acústicas, ya que la diferencia en la separación de cuerdas y en el dimensionado del mástil puede motivar alguna desorientación al pasar de unas a otras, sobre todo si la diferencia es muy grande.

En este modelo las dimensiones son bastante cómodas.
La escala del mástil es de 650 mm que, como os comentaba, a diferencia de las que llevan medida de 660mm, hace más cómodo y accesible el toque. El ancho del mástil en la cejuela es de 50 mm y en el traste 12 es de 60 mm. La tapa es de Abeto, los aros y el fondo son de Ciprés. El mástil parece ser Cedro y el diapasón de Ébano.

El ancho de la caja en el traste 12 es de 85 mm y en la culata es de 90 mm.
El clavijero es de color blanco y de buena calidad; afina perfecto y produce una impresión de precisión notable.

camps4En definitiva, he pasado unas horas tocando esta guitarra. La sensación de tocar sin esfuerzo, que es algo que imagino buscamos todos, se da de manera natural. No me ha costado especialmente adaptarme a ella. La altura de las cuerdas, es adecuada y la tensión tampoco está mal. Esta guitarra lleva cuerdas de alta tensión, para el que necesite algo más blando, con unas de tensión media tendría más que suficiente.

El acabado es sencillo, sin lujos, más bien diría austero. Personalmente lo prefiero así a recargar el instrumento con motivos que no vienen a cuento, a menudo algo horteras.

Por otra parte, he preparado un pequeño archivo de audio de algo más de un minuto tocando con la guitarra; le he añadido un poquito de reverb y la ecualización está plana. Creo que podréis escuchar la demo y, de este modo, haceros una idea de cómo suena. El fragmento está tocado sobre unas bases de soleá por bulerías, y el micrófono que utilizo no colorea demasiado la señal, así que pude ser bastante fiel al timbre original.

Conclusiones
A modo de conclusión, decir que esta guitarra es una opción que deben tener en cuenta aquellos que deseen una guitarra flamenca sin gastarse demasiado. Al parecer, el precio es de unos 900 euros, cifra irrisoria en comparación con lo que te puedes encontrar últimamente en el mercado guitarrístico. Por su comodidad, veo la guitarra versátil para aquellos que vienen de tocar otros tipos de guitarras y desean añadir un color flamenco en su sonoridad. Y para los que buscan una buena o muy buena guitarra… todo es cuestión de probarla. Por mi experiencia no hay dos guitarras que suenen iguales y donde menos te imaginas puedes encontrar un tesoro.

camps5

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec