Menu

Alambra A4 cutaway en arce rizado

En este número, en el que abordamos las novedades en guitarras mediante nuestros habituales bancos de pruebas, nos encontramos con una nueva joya de la organización Alhambra. La palabra joya no figura como recurso literario desmerecido, puesto que una vez más esta firma nos deja constancia, a través del instrumento, de su saber hacer. Detalles muy cuidados y una construcción notablemente esmerada.

Recordemos que esta empresa también merece elogios por su incursión en el mundo de las guitarras acústicas, de fabricación nacional. Guitarras que compiten perfectamente con conocidas marcas internacionales de importes parecidos y muy superiores.

Por otra parte, detectamos un espíritu innovador y de constante investigación, lo cual es de agradecer por nosotros, los guitarristas, pues sus desarrollos nos van aportando instrumentos cada vez más pulidos y novedosos, sin perder la tradición artesanal que caracteriza a esta firma. Alhambra ha trabajado en la construcción de los modelos de guitarras acústicas con madera de arce. De todos son sabidas las excelencias de este material de construcción, por su estética en el color de la madera y su rizado, así como las peculiaridades que aportan al sonido con más suavidad y dulzura.

En cuanto a estos modelos, con respecto a otros fabricados por la firma, las guitarras de madera de arce rizado tienen el resto de características idénticas de instrumentos pertenecientes a la serie 3 de Alhambra, con excepción de la tapa, que es siempre de abeto, y los perfiles, que son de madera de Bubinga.

Los modelos en arce rizado están disponibles en todas las versiones A-4, W-4, J-4 (Auditorium, Western y Jumbo) y con sus mismas opciones.

Materiales de construcción y acabado
Como mencionaba un poco más arriba, este instrumento comparte con sus "hermanas" (guitarras fabricadas por Alhambra) el gusto por lo refinado. Una construcción impecable con acabados estéticos, cuidados y perfectamente concluidos. Es aquí donde se detectan los años de experiencia y tradición de esta firma en la construcción de guitarras. Me gusta muy especialmente, como ya he mencionado en otros bancos de pruebas de guitarras Alhambra, ese look impecable que emanan todos sus instrumentos: maderas bien tratadas en construcción, remate y con un acabado magnífico.

Respecto a los materiales de construcción, brilla la calidad de todos sus componentes. Maderas preciadas para los guitarristas (entre otros) como el ébano, el abeto y, en esta ocasión, como invitado estelar, el arce rizado. La veta de los aros y fondo es más clara que en los modelos desarrollados en otros materiales.

Como resultado obtenemos una guitarra sólida, lujosa y que presenta unas cualidades sonoras de primera. Dado que ya hemos mencionado en anteriores números las características de construcción de estas guitarras, obviamos repetirnos. Puedes leer dicha información en números anteriores ISP, así como en la web www.ispmusica.com, dirigiéndote a bancos de pruebas anteriores realizados a instrumentos Alhambra.

Cerrando el apartado de construcción y acabado, mencionar el detalle del golpeador, casi imperceptible por su aspecto transparente, que protege de ralladuras la tapa del instrumento por desgaste o fricción con la púa, etc...

El sonido
Me ha sorprendido el color y timbre de este instrumento. He probado diversas guitarras del fabricante y hasta ahora había detectado algo peculiar en su sonido, que en esta guitarra ha variado, según mis oídos, obviamente. He detectado un sonido más agudo, afilado, sin llegar a la estridencia pero con menos opacidad.

Inicialmente, y tal vez por la costumbre de haber tocado en otros modelos, me faltaba algo de cuerpo en los solos, pero según fui haciendo las pruebas en un espacio de tiempo mayor, fui encontrando mejor punto al instrumento. Para conocer la respuesta de la guitarra, en primer lugar estuve tocando con ella sin ningún acompañamiento. Pasando solos, combinaciones de arpegios con bajos y rasgueos. Volví a detectar ese resultado más abierto y cristalino. Finalmente, comencé a grabar guitarras en diversos temas para ver cuál era el resultado de empaste con otros instrumentos y descubrí que esa reducción de cuerpo iba mejor para guitarras de ritmos abiertos como base de diversos temas.

Creo que, como siempre, depende mucho de tu estilo y de lo que busques. En mi caso, he encontrado los sonidos de esta Alhambra más idóneos para ritmos y arpegios, dentro de contextos instrumentales, y menos densidad o cuerpo en solos sobre una sola cuerda.

Tras pasar un buen rato tocando con ella, concluí en dos cosas sobre su sonido. La primera es que esa falta de densidad que yo percibía era una cuestión básicamente de costumbre y que finalmente no estaba muy seguro de si me gustaba más este sonido más dulce y suave o los de otros modelos de Alhambra un poco más oscuros y opacos.

En definitiva, creo que los sonidos del instrumento son muy tentadores, con un buen equilibrio y acertado empaste entre sus cuerdas. Me ha resultado una guitarra excelente para casi todas las aplicaciones en las que la he testado.

Herrajes, afinación y octavación
Dentro de una bolsa de plástico y unido mediante una goma al clavijero, encontramos las piezas (doradas) que enganchan en los orificios del cuerpo previstos para ese fin. Una vez adaptadas las piezas al cuerpo del instrumento, la guitarra está lista para ser colgada mediante una correa o badana.

El corte de la pala es el clásico de Alhambra, lacado en negro. Clavijero acabado en dorado y de extrema precisión. Encontré una tensión justa de las clavijas, las cuales brindan un equilibrio óptimo entre la dureza necesaria para la afinación de precisión y el movimiento blando de las mismas, que finalmente nos proporciona comodidad.

Este apartado es uno de los que más me gusta en los instrumentos de este fabricante. Las guitarras, también esta A4 en arce, presentan una octavación impoluta. En todo momento, tienes la sensación de tener entre tus manos un instrumento bien templado. La preocupación e incomodidad que causa la inseguridad de desajustes en afinación deja de ser un problema si tocas con guitarras Alhambra.

El previo
Ya conocíamos el Fishman Prefix Premium Blend. Para aquellos que no habéis leído sobre él, os explico como está tratada la toma del sonido del instrumento mediante el mismo. Disponemos de dos fuentes captadoras: el micrófono, en el interior del cuerpo, y el piezzo, situado en el puente bajo las cuerdas. El sonido cambia de forma notable en función de la toma microfónica que utilicemos. La toma pickup es algo más metálica y con más ataque, mientras que el sonido recogido por el micro, situado en el interior de la caja y que asoma por el aro, es menos estridente y más difuso.

Gracias al deslizador del previo, podemos seleccionar, e incluso combinar, qué toma de sonido pasamos a nuestro sistema de amplificación. Un deslizador que va de la posición mic a la posición pickup. Podemos elegir una de éstas, o bien encontrar nuestro punto justo entre ambas posiciones.

Me gusta este previo por la ductilidad que nos ofrece a la hora de manipular la señal. En él encontramos un interruptor de cambio de fase, el deslizador mic/pickup, control de agudos, graves, frecuencia, contour, volumen y notch.

Gracias a estos mandos, puedes variar completamente el sonido definitivo recogido por el sistema de amplificación. Hacer la guitarra más gruesa, más fina, brillante, opaca, con más ataque, más suavidad... en fin... dispones de un control más que eficiente para adecuar el sonido a tu necesidad en cada momento. El sonido de la guitarra enchufada es muy manejable y, por tanto, podemos enfatizar el cuerpo para solos, engordar el instrumento para piezas en solitario, hacerla más fina para acompañamientos y jugar con una gran diversidad de estilos sonoros en acústicas.

Realicé diversas grabaciones en el estudio. Tomas recogidas por la pastilla, por el micro interno y también con la guitarra desenchufada a través de un micrófono de condensador externo. Bajo mi punto de vista, los mejores resultados se dieron en tomas de dos pistas. Una de ellas grababa la señal por línea, una vez ajustado el previo a mi intención. La segunda pista recogía la señal captada por el micro de condensador. Más que conseguir un sonido perfecto de este modo, lo que obtuvimos fue una toma muy válida para ser manipulada posteriormente, es decir, la cantidad de matices que recogían ambas pistas nos permitieron en mezcla llevar el sonido de la Alhambra grabada hacia casi cualquier extremo que quisiéramos hacerla sonar.

El afinador
Me encanta este detalle. Hace relativamente poco escuchaba en un directo de nuestro amigo Jaco Abel una frase cierta que él mismo destinaba al público, decía así: "ya saben ustedes que los guitarristas nos pasamos media vida afinando y la otra media tocando desafinados". Qué cierto es y qué incómodo se hace tocar con la guitarra destemplada. El previo dispone de un pequeño pero muy efectivo afinador. Al pulsar la cuerda se ilumina el LED de la nota recogida y mediante dos pequeños triángulos luminosos sabemos si se ha de subir o bajar el tono. Obviamente, para guitarristas experimentados, no hace falta mirar la luz, aunque se agradece la ayuda para una afinación rápida o un repaso de última hora antes de tocar o grabar. Para guitarristas menos experimentados, este tipo de sistema es mágico pues te ayuda a afinar la guitarra sin quebraderos de cabeza. Eso sí, si aún no sabes afinar y ya tienes esta guitarra, has empezado en plan marqués, pues no es un instrumento de principiante ni mucho menos. Lógicamente este tipo de previo puede instalarse en cualquier otra guitarra.

Conclusiones
Bueno, no se trata de una guitarra extremadamente barata aunque si la comparas con algunas otras conocidas firmas, podrás incluso pensar que su precio es más que razonable. Sobre todo si consideras que esta fabricada con abeto, arce, ébano, dispone de cutaway, un previo curioso, etc...

Me resulta una guitarra de primera, profesional, perfectamente acabada y con materiales de construcción muy bien elegidos. Como siempre hemos detectado que las guitarras de esta firma están muy bien acabadas y fabricadas con entusiasmo. Elegir una guitarra acústica es, bajo mi punto de vista, complejo. Depende de muchos factores, tus necesidades y gustos, etc... En cualquier caso, creo que este instrumento vale lo que cuesta y es realmente una guitarra de primera.

 

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec