Menu

Takamine EF26ISWR, bien hecha.

Takamine-serie-EF SPMusicaSobre la base de la montaña Takamine en Sakashita, Japón, Takamine acumula más de 40 años de historia dedicados a la investigación, innovación y el arte de la fabricación de guitarras. La empresa aparece a principios de los años 60, coincidiendo con el apogeo de la guitarra en Japón.

Lo que comenzó como un pequeño negocio familiar, se ha ido desarrollado de forma progresiva, hasta llegar a convertirse en una de las empresas más significativas en el campo de la fabricación de guitarras acústicas.

Desde hace tiempo los guitarristas tenemos en mente la marca Takamine, quizá por la buena gestión publicitaria de su fabricante y distribuidor, o más probablemente por la huella de calidad que va dejando entre los músicos que las prueban. Lo cierto es que ya he tenido diversas guitarras de esta casa entre mis manos, y son bastantes los músicos que conozco que trabajan de forma habitual con ella.

¿Dónde está el secreto?
Pues antes de comenzar nuestro banco de pruebas, reflexionamos sobre la buena entrada de la marca en nuestro país, esbozando a modo general, una percepción - por parte de los músicos - de calidad a precios más accesibles que otras marcas (lo cual no quiere decir que sean las más baratas del mercado).

El cuerpo con cutaway
La guitarra de nuestro banco de pruebas, tiene unas más bien reducidas dimensiones, concretamente 48 cm (largo cuerpo) x 37 cm (ancho cuerpo) x 10 cm (fondo). La descripción de las maderas de su ficha técnica nos "habla" bien de su materia prima (caoba, palo rosa y cedro).

En cuanto al acabado, es atrevido pues parece que todos asociamos los tonos naturales de la madera a este tipo de instrumento. No obstante, dicen que en la variedad está el gusto, y el tono vino transparente que nos enseña la veta de este modelo, puede tener su mercado de guitarristas (eso lo decides tú).
La guitarra es cómoda y manejable por sus dimensiones. Al principio el volumen (hablo de espacio no de dB) nos hace pensar que la guitarra tendrá poco cuerpo pero cuando la pruebas, saboreas su riqueza. Por otra parte los tipos de sonido y precios, también son seleccionables a la hora de elegir una acústica, dirigiendo nuestra atención a modelos Jumbo, Dreadnought etc...

El sonido
Sinceramente, mi primera impresión a abrir la caja fue regular, pues me sorprendió el color, que esperaba natural y me pareció pequeña (hablo de impresiones preliminares). Parece que el color es una cuestión de gustos, y el tamaño puede ir asociado al precio.

Para mi grata sorpresa, me fui enganchando al instrumento según lo iba probando, pues suena bien, muy bien. Hice las primeras pruebas sin enchufar y la guitarra es sólida, está bien construida, tiene volumen y cuerpo suficiente para su tamaño y empasta de maravilla. En comparación a otros modelos que tengo por aquí de otras marcas (modelos superiores), sinceramente, he de decir que suena sorprendentemente bien. Un sonido bastante agudo, incisivo que me suena bien para rasgueos de pop/rock (por ejemplo). Posteriormente realicé diversas grabaciones y el instrumento siguió sorprendiéndome favorablemente, la grabación en plano es súper equilibrada y con unos toques de ecualización posterior, obtenemos un resultado excelente.

Me gusta también la concordancia entre la emisión de graves, agudos y medios. Todas las notas están equilibradas, obteniendo un balance medio en los acordes totalmente neutro. Esto hace que los ritmos tengan cuerpo, que nada sobresalga sobre el conjunto, y a su vez que nos procuren un brillo acústico especialmente agradable (por los agudos que comentaba en el párrafo anterior).

Clavijero
En esta sección siempre hablo de la pala (en nuestro caso de hoy a juego con el color del cuerpo) y de la precisión de las clavijas. Este modelo tiene instaladas clavijas Gotoh, y presenta una buena precisión a la hora de afinar.

El previo. CT4B
Otro detalle que ayudó a mi cambio radical de impresión desde que la abrí. Disponemos de un ecualizador de tres bandas, graves, medios y agudos, a lo que se añade el deslizador del volumen general. La captura del sonido es fiel, equilibrada y dúctil.

Pero la parte más sabrosa de este previo es la inclusión de un afinador. Esto me gusta, me gusta mucho. Pese a que la guitarra es totalmente estable, el hecho de disponer de un afinador incorporado , sin tener que enchufar el jack a ningún sitio, se muestra especialmente cómodo. Muchos de nosotros nos hacemos un poco "histéricos" con la afinación. Dicen que la guitarra es un instrumento (en general) de afinación imprecisa, aunque personalmente creo que si el mismo es bueno, y está bien hecho, es un placer comprobar que tocamos y tocamos, mientras nuestra afinación permanece impoluta. Resumiendo. El afinador es muy práctico, intuitivo y rápido; viene con un interruptor de encendido en el propio previo, que como todos, se alimenta por una pila de 9V.

Conclusiones
895 € (a fecha del articulo), no es que sea un precio radicalmente barato, pero creo que la guitarra puede merecerlo. Subrayar lo que ya he dicho, concluyendo en que se trata de un buen instrumento, preciso, equilibrado, con buen sonido, buen previo y en resumen, bien hecho. Tengo pocas pegas frente a esta Takamine, salvo que su precio fuera algo más bajo, mayor consistencia de los graves y que, personalmente, prefiero las guitarras acústicas en acabados de madera natural, matiz totalmente subjetivo.

 

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec