Menu

Fernandes Retrorocket X. Interesantes precios.

Son varios los modelos de guitarras Fernandes que han pasado por mis manos y pese a que ésta es más sencilla en cuanto a componentes electrónicos, pues no viene acompañada del famoso "sustainer", me atrevo a decir que es la guitarra de la casa que más me ha gustado de cuantas Fernandes he probado en relación a su precio. El concepto del instrumento recuerda a guitarras más convencionales o legendarias en contraposición a algunas otras de esta firma, que suele presentar "sonidos de combate" y diseños punzantes. Un corte strato, siempre con el toque más afilado y agresivo de Fernandes, combinado con un atrevido acabado, como puedes observar en las fotografías.

Desembalando
Al sacar la guitarra de la funda relacioné rápidamente el producto con su marca por la agresividad del acabado y el aspecto cañero, pese al diseño convencional del cuerpo . Buenos remates en los detalles y aspecto inicial de una guitarra atrevida dentro de las líneas de corte clásico.
En cuanto a sus materiales de construcción, consideremos que por 300 Euros (aprox) no era de esperar un cuerpo de arce, y por tanto creo que el nivel de calidades en sus maderas es correcto.

Comienzan las sorpresas: su sonido y pastillas
Al enchufar la guitarra al ampli me dirigí de forma instantánea a sonidos cañeros, es decir, que mis primeras pruebas fueron distorsionadas, ya que en otros instrumentos de esta firma había tenido la sensación de que era el área donde mejor resultaban. En este momento empecé a detectar algo que me gustaba: una gran facilidad de emisión de armónicos en distorsión. Tal vez tuviera que ver que había estado tocando justo antes con una Gibson Les Paul, con un sonido más opaco y grueso. El hecho de escuchar en la Fernandes ese brillo afilado de las single coil y, consecuentemente, la gran gama de matices según la posición e intensidad de la púa, me hizo disfrutar despertando la creatividad y deseo de adrenalina saturada.

Pensaba que gran parte de mis pruebas de sonido estaban realizadas y bueno, el resultado era satisfactorio considerando el precio, pero... lógicamente debía probar el instrumento en otras tonalidades y funciones, así que decidí pasar a un sonido "vintage", gruesito pero con agudos y una saturación bastante más moderada. Primera sorpresa, la guitarra suena muy bien en este entorno. Recorrí las cinco posiciones del selector, pasando entre las combinaciones de las dos single y la potente humbucker con resultados sorprendentes. En esta sección de pruebas, la guitarra me gustó aún más. Los sonidos gruesos y contundentes de la pastilla de doble bobina (humbucker) son muy interesantes para desarrollos pesados y redondos, pero en ocasiones se echa de menos el brillo y énfasis percusivo (que tanto me gusta de muchas Ibanez) de las pastillas simples. Por tanto la combinación dos single / humbucker, dentro del repertorio electrónico me parece de lo más acertado como configuración standard. Tras un buen rato pasando piezas, también encontré "inspiración Fender". Me refiero al legendario sabor Stratocaster, concluyendo en que el abanico de posibilidades de esta Fernandes Retrorocket es, sinceramente, potente y versátil.

Finalicé las pruebas de escucha en sonidos totalmente cristalinos, aderezados por un chorus y un delay. De nuevo me quedé totalmente satisfecho del resultado, sonidos muy definidos, con gran cantidad y calidad de agudos pero sin perder el cuerpo y la definición.

Tacto, afinación y octavación
Muchas veces el pinchazo viene en esta parte, es decir que el instrumento presenta una buena combinación de pastillas, pero los precios discretos obligan al fabricante a unas construcciones mediocres. En esta evaluación es donde la Retrorocket terminó de convencerme. El tacto es suave y el juego de cuerdas se adapta bien al instrumento: una altura de cuerda con respecto al diapasón bastante cómoda y un ajuste equilibrado. Todo ello sin cerdeos ni ningún traste del diapasón con sonidos "raritos".

Estuve tentando a la afinación, tocando un buen rato, incluso con slide o diversos tipos de frases en las que se incluían bruscos forzamientos, uso del puente flotante (vibrato) etc... Es decir que la tensión de las cuerdas se vio en situaciones limite de afinación. La respuesta fue media, aunque correcta para su precio.

Aparte de la construcción, ensamblaje de mástil / cuerpo, calidades de madera y proceso de secado de las mismas, instalación del alma y calidades etc.. los herrajes tienen bastante que ver con la afinación/octavación, puesto que un mal puente (sobre todo flotante) se presta a desajustes o un clavijero malo, invita a la desafinación e imprecisión en los ajustes. Dicho esto, comentar que sin grandes lujos ni excesos, la guitarra de nuestro banco presenta un puente flotante efectivo y manejable. De igual modo sus clavijas Gotoh. Todo ello lacado en negro.


Conclusiones
Un instrumento sin filigranas ni "complicaciones llamativas"pero que hace bien lo que debe hacer una guitarra eléctrica: sonar bien y afinada, para mi gusto lo más valioso. Como añadido interesante, comentaros que cuando estuve probando la guitarra, aún no había revisado su ficha técnica ni precios venta público, pensando que estaría por encima de otras de su gama. Como habréis podido comprobar tras la lectura de este banco de pruebas, realmente esta guitarra tiene sus encantos. Cuando terminé de probar, pensaba en un precio de prácticamente el doble de lo que vale como precio razonable. Mi última sorpresa fue cuando comprobé que solo costaba 308 € (aprox.), concluyendo en que la Fernandes Retrorocket X es una opción muy a tener en cuenta incluso comparándola con otras opciones de compra (de diferentes marcas) hasta los 600 €.

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec