Menu

Gibson Les Paul Special. Al alcance del bolsillo.

Gibson lespaul especial-ISPmusicaComo todos ya sabéis, hablar de Gibson es hablar de palabras mayores. Una de las más legendarias y emblemáticas marcas de guitarra eléctrica, que además ha sido referencia para centenas de modelos en fabricaciones de instrumentos de todo el mundo. Es preciso conocer bien las ramificaciones de producción de la Les Paul para no caer en errores, puesto que dentro de la denominación "Les Paul" existen diversidad de modelos que las diferencian entre sí de una forma clara y definitiva (también en el precio).

 

Tras haber conseguido maravillar a los guitarristas con la Les Paul Standard, Custom y Gold Top, la organización siguió utilizando el famoso nombre (tan bien recibido en el mercado) para una gran variedad de modelos. Está claro que no todos ellos tuvieron el mismo éxito que el célebre terceto (Standard, Custom y Gold Top).

Por una parte, la compañía ha reeditado diversas guitarras, comenzando en 1968 con el relanzamiento de la Gold Top, para continuar con la Heritage Standard (1980-82), la Pro de Luxe (1977-83), la Custom 54 edición limitada (1972-73), La Gold Top (1987) y la Standard 58 (1985). Además, la organización ha celebrado diferentes aniversarios con modelos conmemorativos en ediciones limitadas.

Otra vía de "reproducción" de las Les Paul es la fabricación de variantes que Gibson ha lanzado al mercado, como es el caso de las Recording (1971-79), la Artist (1980-81), la LP XR2 (1981-82), etc.

Dada la competitividad del sector, prácticamente todas las compañías se han ido viendo obligadas a buscar modelos más económicos y accesibles para los músicos. En ocasiones, se han dado anécdotas "incoherentes", puesto que algunos de los modelos subieron tanto su cotización que los guitarristas no podían acceder a ellas. Las Gibson más cotizadas acababan en salas acorazadas como inversión de los "pudientes". Parece absurdo que guitarras fabricadas para los músicos queden fuera de su alcance, aunque es todo un reconocimiento el hecho de que un instrumento alcance valores tan extremos por su demanda.

Actualmente entre la oferta de catálogo podemos encontrar la Gibson Les Paul en las modalidades:

Les Paul Supreme
Les Paul Standard
Les Paul Classic
Les Paul Studio Baritone
Les Paul Studio
Les Paul Special W/Humbuckers
Les Paul Doble Cuts
Les Paul Melody Maker

Dentro de estas categorías, cada modelo ofrece sus oportunas subdivisiones.

Hoy nos centramos en la guitarra en banco de pruebas GIBSON LES PAUL SPECIAL W/Humbuckers, pues obra en nuestro poder para análisis.

Gibson Les Paul Special
Este modelo data de tiempos pasados, pues incluso en 1955 existía el modelo Special, concebido en un "formato económico", fabricada en caoba. El modelo de 1955 disponía de dos pastillas P90.

La guitarra que tenemos en banco, perteneciente a la gama USA, sigue estos parámetros de fabricación en una versión económica de la Les Paul. Su cuerpo y mástil son de caoba, dispone de un puente Tune o Matic y presenta dos pastillas Humbucker Alinco referencias: 490R y 498T.

Cuando hablamos de modelos económicos nos referimos lógicamente a un ahorro con respecto a los modelos más caros de la Les Paul que pueden triplicar (cuando menos) estos precios de venta. Ya habíamos metido en test guitarras de esta familia, Les Paul fabricadas en caoba, como es el caso de la Les Paul Doble Cutaway FADED, que recibió en su momento nuestro galardón ISP el año pasado.

Construcción
Hace escasos días hablaba con un conocido Luthier, responsable de la reparación y ajuste de muchas de las guitarras que "rulan" por vuestras manos, pues es servicio técnico oficial de conocidas marcas. Me comentaba que tenía la impresión de que bastantes instrumentos actuales de importes medianamente razonables, es decir, entre los 700 y 1000 €, tenían una calidad asombrosa y no encontraba realmente una diferencia tan abismal con otras de 3.000 o 4.000 €. Comentábamos que muy probablemente la diferencia está en el proceso de secado de las maderas (sistemas de producción), incluso la propia materia prima, lo que puede hacer que en el futuro una guitarra mal "secada" tenga tendencias a la deformación y por consiguiente su vida útil en perfecto estado sea inferior a una guitarra más cara (para la que se emplearan procesos de secado y fabricación de primera).

Pese a que la caoba no es uno de los materiales más caros (aunque tampoco de los más baratos), me resulta un material bastante válido para la construcción de instrumentos. No he estado nunca en la fabrica y no he tenido ocasión de comprobar cómo responde cada madera ante los tratamientos, pero sí que he podido experimentar y tocar con abundantes guitarras, apreciando claramente diferencias notables en su acabado, sonido y estabilidad en función de la madera empleada. Creo que la caoba es una madera que responde bien y por mi experiencia presenta una repercusión beneficiosa sobre el instrumento.

Sonido
La dinámica de esta guitarra lleva el sello sonoro típico de las Les Paul. Un sonido empastado, con mucho sustain, grueso, potente y denso. Esto quiere decir que sientes el poder de la Les Paul en tus manos cuando conectas la Special. No pude evitar comparar el sonido con la Faded Double Cutaway. Dado que la construcción es idéntica en cuanto al uso de las maderas, me preguntaba si sería notable la diferencia. Basándonos en una electrónica diferente, pues la Les Paul Faded doble Cutaway presenta unas pastillas P-90 "super vintage", buscamos las diferencias sonoras.

Mi impresión al respecto es que, dentro de un rollo espeso y grueso en ambos casos, la Special y sus pastillas Alinco 490R y 498T presentan una tralla superior. Me resultan más pastosas, más gruesas y más aptas, si cabe, para la "guerra". Se perciben similitudes entre ambos instrumentos a la hora de tocarlos, si bien este modelo "Les Paul Special", con estas pastillas se presenta como una gran herramienta en sonidos pesados.
Me resulta interesante conocer y diferenciar los sonidos de unas y otras pastillas, incluso las diferencias sonoras de las mismas instaladas en diferentes guitarras. Con objeto de exponer muestras de audio que nos ayuden a apreciar los sonidos, dejo en la web www.ispmusica.com (en este banco de pruebas), diferentes pases en MP3 de las pastillas P-90 super vintage, instaladas en una SG Classic, y unas 490R y 498T instaladas en una Les Paul Custom.

Terminando la comparativa de sonidos entre una y otra, no sabría decir cuál de las dos mola más, puesto que son medianamente parecidas y el punto que las diferencia se acercará más o menos a ti en función de tu rollo e intención.
Dentro de la personalidad sonora gruesa, característica de estas guitarras, encontramos caminos abiertos hacia los timbres más afilados. Por ejemplo, imagina que deseas dar un color abierto con arpegios finos, brillantes y afilados; podrás hacerlo perfectamente utilizando la combinación de pastillas adecuada y ajustando el tono de las mismas. Obviamente el rollo de este instrumento no es el de la familia "cristalina", pues aunque puedes esbozar este tipo de ideas, siempre esta presente ese sonido "oscuro" y con recortes de ataque, característico de las Gibson. Aún así, sorprende la flexibilidad tonal de la Les Paul Special.

Antes de acabar el apartado del sonido me gustaría incidir sobre la riqueza en armónicos del instrumento. Cuando realizas un solo distorsionado, resulta fácil sacar diferentes sonidos y armónicos en función de la intensidad y posición de los dedos/púa, algo que nos aporta herramientas de expresividad añadidas. Esto me gusta.

El tacto y acabado
La guitarra me sugiere buen rollo. Está bien acabada y presenta una octavación impoluta. Creo que supone una subida de escalón si estas tocando con guitarras medias, puesto que presenta solidez y una fabricación robusta. Llama la atención la facilidad de ejecución, lo equilibrado de su afinación, el empaste entre sus cuerdas sin estridencias, la dureza media que hemos de aplicar sobre el diapasón (al menos en el juego de cuerdas que ahora está instalado) y una personalidad rotunda, no sólo en el sonido, también en el tacto que presenta el instrumento en relación a otros modelos de la casa Gibson.

Con respecto al acabado del cuerpo, nos encontramos con un look mate. Es curioso este resultado, especialmente en una guitarra negra. Aunque personalmente me gusta más el aspecto brillante de las Les Paul, con su golpeador (tal vez por una visión clásica), reconozco una clara ventaja en este acabado: los dedos no quedan marcados sobre la superficie y tu guitarra está siempre "limpia".

Clavijero y puente
La estabilidad de afinación y buena octavación a lo largo del diapasón se ve complementada por la precisión de las clavijas. Suaves pero firmes, con un punto de equilibrio preciso y buena capacidad para ajustar la cuerda a la tensión perfecta.

En cuanto al puente, me pregunto en qué medida la combinación de un trémolo y el sonido grueso de la Les Paul daría un rollo potente. No ha sido posible contestar a esta pregunta en las pruebas, pues nos encontramos con el típico Tune o Matic, sencillo y fijo de las Les Paul. Un sistema robusto, sin filigranas pero efectivo con respecto al temple del instrumento.

Conclusiones
Aunque esta cuestión pese a determinados sectores, y sin desmerecer los buenos desarrollos de otras compañías, ¿qué guitarrista no sueña con tener una Les Paul Usa? Creo que la respuesta es muy pocos. Una de las leyendas en tus manos y a un precio medianamente asequible. Cierto es que con la Special te quedas a medio camino, pues el lujazo está en la Custom, Standard , Gold Top etc., pero la satisfacción y camino hacia tu Les Paul "megacañera" puede empezar por aquí.

Desde este espacio aprovecho para felicitar la trayectoria de Gibson, pues aún en los modelos más competitivos (hablo de precio), muestran seriedad y un producto que no defrauda.

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec