Menu

Floyd Rose Redmond Model I, sobresaliente.

Folyd rose model 4 ispmusica
Foto: Floyd Rose redmond model 4.

¡Revolucionario trémolo Speedloader. Cambia tus cuerdas en menos de lo que jamás has soñado!. Impresionado estoy del poderío de esta guitarra. En efecto el precio es para músicos pudientes, pero según comprobarás a lo largo del banco de pruebas, el instrumento es completamente alucinante. Muchas organizaciones dedicadas a la fabricación de guitarras añaden e incorporan elementos de diseño o electrónicos que las distinguen, pero, muchas veces (no siempre) estos nuevos "artefactos" añadidos a una guitarra tienen en realidad un uso de escasa utilidad o sirven más en lenguaje comercial que musical.

En el caso de esta, sin temor a escribir, joya, nos topamos con un sistema francamente revolucionario (sistema speedloader de Floyd Rose) que sin lugar a dudas es un avance importante para la comodidad de cualquier guitarrista.

Diseño, mástil y ¿clavijero?
No puedo comenzar por otra parte, la guitarra no tiene clavijas. Un estético diseño de Floyd Rose con un calado en la pala es la función máxima de esta pieza, pues el sistema de afinación y sujeción de las cuerdas no es en absoluto el convencional. Hablaremos de ello en el puente.

En cuanto al diseño, la guitarra nos regala un look stratocaster de puntas algo más afiladas, en un buen acabado y que concretamente en este modelo es un sunburst de 3 tonos.

Sobre su mástil de arce se encuentra un diapasón (de arce o palorosa) cómodo, suave y perfectamente equilibrado. En primer lugar pensé que tal vez el precio tan "abultado" podría tener parte de su origen en la revolución Speedloader, pero gratamente compruebo que el equilibrio de todos los componentes y calidad del instrumento lo arropan. Para mi gusto el calibre de las cuerdas elegidas (Floyd Rose, especialmente diseñadas para esta guitarra) es perfecto, pese a que existen en .008, .009, .010, .011. . Perfecto porque tiene cuerpo, empaque, definición poderosa sin el más mínimo cerdeo y con un tacto suave. Pienso que esto es muy importante, ya que para ejecutar pases rápidos y más aún si utilizas recursos como forzamientos, el hecho de tocar una guitarra dura se hace especialmente desagradable.

Las pastillas y el puente
En cuanto a pastillas, encontramos tres single coil de Floyd Rose. Hablaremos del sonido un poco más abajo.
El trémolo, Floyd Rose Speedloader flotante. Un elemento más que hace de la pieza un auténtico lujazo de guitarra. Por una parte y si observas las fotografías detenidamente, comprobarás que el sistema de "anclaje" de las cuerdas es totalmente novedoso. Una cuerda de medida "puente/cejuela" con extremos metálicos tanto en la parte del puente, como en la de la cejuela. Ésta particularidad hace que la forma de cambiar las cuerdas sea radicalmente más cómoda que en cualquier otra guitarra. Ni tendremos que cortar, ni anudar, ni dar un aburrido número de vueltas a la clavija hasta su agarre y tensión. Tan sencillo como acoplar el extremo metálico en la cejuela, en el puente, y a tirar millas. Otra ventaja que ofrece este sistema es la fiabilidad de la afinación (especialmente recién instaladas) , pues se evitan las vueltas acumuladas en cada clavija que, en un momento dado, pueden perder un poco de tensión. Es un auténtico gustazo quitar las cuerdas, tener el instrumento mucho más cerca de la afinación correcta desde el principio y darle toda la caña del mundo al trémolo sin perder ni una micra de afinación.
Además de estas nuevas "armas", el rendimiento del trémolo en ejecución es alucinante. Suavidad, precisión, comodidad... definitivamente estoy encantado con esta guitarra.

Su sonido
De qué nos serviría un invento estupendo y un gran puente si la guitarra no suena. Parece que esto no será un problema. A través del selector de cinco posiciones recorremos un abanico de sonidos que tiran más bien hacia sonidos afilados, agudos, con saborcito strato. Creo que los recursos, en cuanto a sonido del instrumento, son igualmente poderosos, ya que combina ese ataque o brío, con un cuerpo y definición "espeso". Por ejemplo si tiras de la cuarta (u otra) buscando un efecto "slap" en una frase, sientes totalmente la pegada, con cuerpo y a la vez con brillo. Para mi es un abanico de sonidos perfecto, aunque no presenta, precisamente, la opacidad de una humbucker "de guerra" si es lo que andas buscando.
He solicitado multitud de sonidos en las frases, buscando armónicos o ataque "slap" teniendo como resultado una facilidad extrema para conseguir todo lo que he pretendido sin ningún esfuerzo.

Conclusiones
La guitarra es absolutamente potente y roza la perfección en afinación, octavación, sonido, trémolo y por supuesto el añadido de este sistema de cambio de cuerdas "mágico". Tiene un precio al que no todos llegaremos, pues 2.600 Euros es una cantidad que requiere un gran número de bolos (sin gastárselo en cerveza después), pero es un instrumento definitivo para directo y estudio. Puestos a buscar pegas, para que no me acuséis de "pasión o flechazo a primera vista", podría, en plan quisquilloso, quejarme por su único control de volumen ¿ y el tono ?, no podemos ajustar el color tonal. Aunque sinceramente los sonidos, tal y como salen entre las cinco posiciones del selector son perfectamente válidos para casi cualquier tipo de interpretación. Personalmente prefiero las guitarras sencillas, sin demasiadas complicaciones y que suenen, solo eso, aunque el control de tono no me resulta sobrante en ningún caso. Como conclusión definitiva, mi enhorabuena a la cabeza que ha ingeniado esta guitarra y a todo el equipo que hace posible que este en mis manos o en las tuyas en un futuro inminente.

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec