Menu

Framus Mayfield. Seymour Duncan y arce.

Framus Mayfield ispmusicaFramus nos presenta esta doble cutaway de tapa arqueada arropada por excelentes materiales de construcción y electrónica. Descubramos el porqué de su sonido tan peculiar y los entornos en los que destaca. ISP ha profundizado, a lo largo de sus páginas, en guitarras de semi-caja, semi-acústicas, tapa arqueada. Prácticamente todas las firmas disponen de una línea de producto en esta categoría: Grestch, Gibson, Yamaha, Ibanez etc.
En general, por sus características sonoras suele ser un tipo de instrumento bastante limpio, de tonos gruesos y muy utilizado por guitarritas de Jazz, aunque muchas de estas guitarras se han dejado ver en entornos Rock&Roll, blues e incluso Pop.
Supongo que en realidad el estilo de la guitarra, por sus características técnicas e incluso por su sonido, no define qué música debes hacer con ella. Se puede hacer "Blues" con un violín y clásico con la guitarra más cañera del mercado. Por tanto, eso de etiquetar no va mucho conmigo y creo sinceramente que lo mejor es dejarse llevar, comprender lo que puede hacer cada guitarra que tocas e integrarla en tus "rollos" si es que va contigo.

Cuerpo y construcción
He probado con anterioridad guitarras Framus, quedando francamente encantado con su calidad. Algo de lo que doy fe absoluta en lo referente a los modelos de cuerpo macizo que he probado, que todo sea dicho, eran de gama alta.
El acabado de la Mayfield es impoluto. Detalles cuidados con esmero y perfectas terminaciones. Ojeando la ficha técnica comprobamos que no se ha escatimado en materiales: tapa y mástil de arce flameado, palo rosa en diapasón, etc., todos ellos correspondientes a una guitarra de gama alta vestida de lujo.
Otra apreciación destacable, y por otra parte lógica debido a la ausencia de cuerpo macizo, es su ligereza. Obviamente no es un factor (al menos para mí) determinante a la hora de plantearse una compra, pero está claro que manejar un instrumento liviano es más cómodo que uno extremadamente pesado. Un diapasón y mástil no exageradamente estrecho y más bien plano. A los ojos la ejecución es muy clara y me ha proporcionado una visión especialmente nítida de lo que deseaba acometer en cada momento.
Cerrando este apartado, concluir en que el instrumento presenta una construcción acabados profesionales.

Electrónica y sonido
Iniciaba este banco de pruebas hablando de los estilos vinculados a las guitarras de tapa arqueada y su afinidad con ciertos sectores de instrumentistas. Pues bien, en este apartado, el sonido, hemos recibido impresiones muy llamativas en cuanto a configuración y resultados.
Inicialmente era lógico esperar rotundidad en graves y extrema limpieza en fraseos y acordes. Por tanto, conectamos el instrumento en formato "clean" buscando limpieza y su oferta en medios/graves con redondez y matices. Los resultados fueron excelentes en cuanto a contundencia. Mucho poder de frecuencia baja y definición afín a este tipo de guitarra. Un sonido muy equilibrado, bien empastado (entre cuerdas) y con gran poderío en su nitidez.
Saltan a la vista sus dos humbucker Seymour Duncan SH-2 / SH-4 cromadas. Así que no pude resistirme ante la idea de probar qué eran capaces de hacer en saturaciones medias y contundentes. De ahí que mencionara eso de que hay que experimentar y no catalogar los instrumentos según su aspecto de buenas a primeras. Las pruebas en saturacio-nes/distorsiones llamaron po-derosamente mi atención. Lo cierto es que no pega mucho este look de guitarra para meter cañita, pero... caray...
Encontré sonidos muy personales. Ciertamente no me parece la guitarra ideal para buscar determinadas "ondas" guerreras, no obstante su versatilidad, y sobre todo la personalidad de los sonidos atraparon mis sentidos. Especialmente en ambientes de "rollo británico" y saturaciones medias, la guitarra tenía luz propia, sin descartar su adaptación a rock&roll, blues e infinidad de pasajes que tomaban el propio sabor de la Mayfield según eran interpretados.
Esa mezcla de sonido acústico con pastillas humbucker no deja de ser una fusión explosiva por la inherente antítesis que supone. En resumen, sonidos muy variados en los que podemos acercarnos a rollos cristalinos "jazzeros", pesados en graves, con agudos definidos y una enorme variedad de posibilidades en recursos sonoros que podemos personalizar a nuestra preferencia.
En cuanto a controles, la guitarra dispone de los correspondientes tono y volumen por pastilla. Es decir, dos controles de tono y dos de volumen. El selector combina las posiciones de pastilla puente y pastilla mástil. Es tal su grosor que hay que retocar las ecualizaciones con respecto a otras guitarras para evitar ganancias excesivas. Por esta razón, vas siempre sobrado.

Afinación/octavación
Lo que cabía esperar de una guitarra pro. Su puente Tune o Matic propone constancia en la afinación. La octavación es matemáticamente correcta. Clavijas de afinación precisas y de óptima dureza / sensibilidad para acomodar la tensión de cada cuerda.

Conclusiones
Pese a todas las ventajas descritas, así como mi intención de no encasillar el instrumento en un estilo exacto (cosa que no me gusta hacer con ninguno), esta claro que por construcción y diseño la guitarra tiene su propia personalidad. Si buscas una guitarra "metalera" y ergonómica u otra cualquiera totalmente distante al concepto de ésta, es evidente que no debes compararla, pues ofrecerá cosas bien distintas. Sin embargo, si andas buscando una guitarra limpia, con personalidad, que te brinde opciones hacia diferentes y variados estilos, la Framus Mayfield destacará notablemente. Si buscas peculiaridades (que te sorprenderán) en saturaciones, te invito desde aquí a que la pruebes como una alternativa diferente y, desde luego, en el ámbito de guitarras profesionales, eso sí, también en el precio. Para los conocedores y enamorados de las arch top, poco que decir salvo que aquí tienes una potente alternativa.

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec