Menu

Stix Guitars LP. Poderosa, considerando su bajo precio.

Cuando buscas un instrumento de precio moderado, al contrario de lo que se piensa, debes poner especial atención y cuidado en su elección. Es muy importante que la guitarra sea lo mejor posible. La idea de que puestos a gastar poco da igual lo que compres, es más que incorrecta. Además de buscar un aspecto que te satisfaga, debes intentar que la guitarra afine lo mejor posible, que tenga una octavación de la mejor calidad que puedas encontrar (es decir, que este afinada en todas las partes de su diapasón), que no cercee ni tenga ruidos raros y que no sea excesivamente dura. Todas estas cosas te ayudaran a desarrollar tus ejercicios e incluso sonar medianamente decente en tu banda. Es la primera vez que esta marca (como otras) pasa por nuestros bancos de pruebas. La primera impresión fue la de una guitarra atractiva a la vista, agresiva pero discreta. Emana un look poderoso, tiene aspecto de cañera, entre otras cosas por sus bien visibles pastillas de doble bonina. Dos humbucker al estilo PAF. Concretamente dos LP 9.

No existen grandes referencias en Internet sobre el instrumento, aunque he visto intercambio y comentarios sobre la marca en distintos foros de la red. No obstante, puedes dirigirte a www.ferrermusical.com para saciar tu sed informativa sobre la firma pues son quienes distribuyen la marca en España.

Cuerpo y Mástil
Como puedes apreciar en las fotografías el corte es "Les Paul" total. Podría decirse que le pega bastante, si lo relacionamos con el tipo de sonido que transmite, salvando las diferencias, pues si hablamos de Gibson Les Paul, hablamos de palabras mayores.
La guitarra es pesada lo cual, en suma a su artillería de pastillas y aspecto, confiere una sensación de poder antes de ser enchufada. Es la primera vez que utilizo una guitarra que posee este material como base del cuerpo: Agathis.

En cuanto a las maderas empleadas en mástil (arce) y diapasón (palo rosa), decir que me sorprende que se alcancen maderas tan nobles considerando los 175 € que se piden por ella.

Su excelente relación calidad/precio
A primera vista, antes de enchufar tuve la impresión de que se trataba de una guitarra económica (aunque no imaginaba que tanto). De forma progresiva, y en especial ayer, día que la estuve probando, me sorprendió gratamente. Más aún hoy, día en el que conocí el precio con exactitud.

Siendo absolutamente franco, no soy excesivamente partidario de las guitarras baratas, incluso para el aprendizaje, puesto que en muchas ocasiones se reducen tanto los costes de fabricación para conseguir un precio de venta bajo que el resultado final es totalmente impracticable. Este resultado (en general) hace que el principiante las pase "canutas" para conseguir tocar medianamente afinado o se desanime cuando intenta hacer ciertas cosas que oye en otros guitarristas y no le salen (obviamente, también hace falta práctica y experiencia).

Cuento todo esto ya que este es uno de los pocos instrumentos que bajo estos precios tan asequibles, brinda una calidad más que razonable. Incluso diría que tiene un punto muy agradable en su sonido (de guerra, fundamentalmente).
Por tanto, y creo que por primera vez en mis textos, afirmo que me resulta un instrumento interesante para su compra en aquellos músicos que se inician, e incluso como segunda guitarra (en plan barato), pues sorprende su relación calidad/precio.

En las pruebas
Casi de forma instantánea, tras enchufar el jack, la Stix pedía cañita. Así que de buenas a primeras le añadí unos retoques de efectos repletos de distorsión. Pensaba que tenía claro lo que escucharía, pero no. Suena mejor de lo que esperaba. Tiene un color oscuro, opaco, grave y poderoso. A estas características se suma un interesante redondeo natural que finalmente propone un sonido contundente.

Pensaba iniciar una demo agresiva, de rollo heavy, pero la guitarra pedía desenvolverse (para mi gusto) en un entorno diferente. Dado que el cuerpo de su sonido llamó especialmente mi atención, empecé a jugar en agudos, sosteniendo notas en quintas. Posteriormente y disfrutando de esas notas largas, empecé a añadirle graves (con quinta y sexta) a esos juegos.

Nueva sorpresa, puesto que empecé a realizar estos pases en diferentes posiciones del mástil y la afinación / octavación era bastante razonable.
Aprovecho para dejar constancia de la emisión de unos, más que curiosos, acoples que puedes conseguir con la guitarra. La ventaja es que podrás jugar con más matices, armónicos y sonidos, en función de tus niveles de ganancia en los efectos de distorsión (y volumen), en combinación con tu posición con respecto a los altavoces. Lo malo es que son bastante chillones y sensibles, es decir, que saltan a la mínima si estas trabajando con distorsiones potentes y a veces tendrás que evitar los acoples en momentos no deseados.

Puente, pastillas y tacto
Me parece una idea acertada la de poner un puente fijo Tune-o-Matic. Pese a que, como he mencionado, la guitarra no esta nada mal para los 175 €, dudo que pudiera resistir con soltura la agresión hacia la afinación que conlleva un puente flotante (o más bien el uso estridente del mismo).

En cuanto a sus pastillas, confieso que tienen un sonido llamativo. Considera que este instrumento estaba en test junto a otros que valen 10 veces más. Así que, siendo objetivo, la Stix tenía complicado cubrir expectativas. Pues bien, las cubrió, dentro de ese rollo oscuro que os narraba hace unas líneas.

Todo su hardware es cromado, lo que le da un punto "elegante". El clavijero no es para tirar cohetes pero cumple bastante bien su función: mantener una afinación lo más estable posible y ayudarnos a establecer el mejor temple para el instrumento.

El tacto del diapasón es sorprendentemente suave y cómodo, especialmente cuando consideramos la gama de instrumento en la que está ubicada esta Stix. Obviamente no sientes la precisión impoluta de una guitarra de lujo pero hacen falta pocas explicaciones para entender que esto no es posible por menos de 200 €.

Conclusiones
Creo que en esencia está todo dicho. Pocas guitarras de esta escala de precios te ofrecerán un equilibrio tan correcto: buen sonido, buen look, tacto razonablemente cómodo y afinación más precisa de lo habitual en instrumentos baratos.

Lo mejor es que te pases por tu tienda habitual, seas tu mismo quien la pruebe y valore. Desde mi punto de vista, por este precio hay pocas cosas mejores.

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec