Menu

Parker Southern Nitefly Natural. De corte sonoro Telecaster®.

Comienzan las presentaciones: ganador del concurso, ésta es tu guitarra; guitarra, éste es el ganador del concurso. Analizamos uno de los dos productos del premio que se lleva el finalista de la V edición del Concurso de Solos de Guitarra ISP Música. Ya sabes que la segunda mitad de la recompensa es el cabezal de válvulas Palmer DREI. Se me ponen los dientes largos, colega. Vamos al grano. Parker: supuso algo nuevo en el mundo de la guitarra
Ken Parker, el creador de este instrumento, es un personaje fascinado por el mundo de la guitarra y de los músicos virtuosos. Hace aproximadamente 25 años, Parker comenzó a reparar y a construir guitarras, trabajando con miles de músicos. Su curiosidad le hacía preguntarse qué características eran las mejores de los diversos instrumentos que los músicos utilizaban. También prestaba atención a los comentarios relativos a los errores o cosas que más molestaban a cada guitarrista. Este período sirvió de investigación para llegar a diseñar la serie FLY y todos los modelos posteriores. Somos muchos los que pensamos que Parker ha conseguido innovar en diseño, imagen, confortabilidad, mástiles y creación de sonidos de calidad propios.

Desembalando
Nos hicieron llegar la guitarra del futuro ganador de la V edición del Concurso de Solos de Guitarra ISP Música en un perfecto estuche rectangular, que posee un interior diseñado para que el instrumento no se mueva ni un pelo. La guitarra queda bien ajustada y arropada por el suave tacto de la parte interna de su “caja” de transporte (incluida en el precio, por cierto).

Visualmente, es un instrumento muy Parker, por la definición de sus formas. Como ya hemos hablado en otras ocasiones, esta marca tiene un look totalmente personal, atrevido e innovador. La Southern Nitefly inspira sencillez y rollo vintage desde el primer contacto visual. Con un puente fijo y pastillas single coil de aire retro.

Tal vez, al ver las fotografías, antes de oírla, pienses algo como yo: ¿esto no huele a un cruce entre Parker® y Telecaster®? Que curiosidad, por Dios.

Cuerpo y materiales de construcción
Si lees la ficha técnica, pasarán por tus ojos las palabras arce y fresno. Con estas dos pinceladas ya te puedes hacer una idea de la calidad de materiales del “bicho”. Gama alta, faltaría más.

Con respecto al cuerpo, lo mismo que se ha expresado en otros bancos ISP de Parker. No se trata exclusivamente de poseer un diseño característico; la guitarra se adapta con suavidad al cuerpo del músico. Hasta el último detalle está cuidado para una perfecta simbiosis entre guitarrista e instrumento. Es una guitarra fácil de tocar, cómoda.

Sobre los mástiles Parker, parece que coincidimos casi todos. Un tacto realmente reconfortante que facilita la digitación y se deja querer. En este caso, bajo un sistema de montaje bolt-on y en arce.

Electrónica y sonido
No cabe duda de que es una buena parte de la esencia sonora de la Southern. Dos pastillas Seymour Duncan vintage y un piezo Fishman. Por una parte, cabe destacar la flexibilidad en el recorrido de sonidos. El hecho de poder combinar el piezo con las pastillas puente y mástil nos permite abarcar una gran paleta de colores.

En general la guitarra tiene un corte agudo, con mucho ataque. Rollo retro, sonidos afilados y muy punzante, totalmente apartada de la onda humbucker. No se acerca a las texturas espesas ni a la cremosidad de las doble bonina pesadas.

Aun teniendo una clara orientación vintage y cristalina, es un instrumento relativamente versátil, por el piezo y por las excelentes posibilidades de cambios en opacidad o textura mediante los controles: selector de tres posiciones, selector de actuación del piezo, y sus tres potenciómetros. Como en otros casos de guitarras Parker, puedes sacar el sonido en estéreo, disparando el piezo por un canal y las pastillas por otro.

Hablar de la electrónica sin mencionar el sonido es complicado. Iniciaba el texto rememorando la archiconocida Telecaster®. Dado el concepto agudo, vintage y cortante, es normal que nos venga a la cabeza. Aunque, obviamente, el concepto Parker (bajo mi punto de vista) presenta ciertas novedades interesantes con respecto al modelo mencionado: su ergonomía en el cuerpo, la comodidad del mástil y las innovaciones sonoras relativas a la combinación de pastillas y piezo.

Estabilidad y afinación
Debido al transporte y a las elevadas temperaturas, estuve un rato enredando hasta conseguir la perfecta afinación. Creo que, como la mayoría de los guitarristas, soy un perfecto maniático del tema. Al disponer de un puente fijo y un hardware robusto, tanto en la parte de puente como en el clavijero, la afinación es estable.

Posee una perfecta octavación, que puede ser medida con precisión al solicitar armónicos a la Shouthern. Los regala con extrema facilidad a lo largo de todo el recorrido de su mástil, y suenan perfectamente “cuadrados” en afinación.

Conclusiones
Guitarra de gama alta, con cuerpo y gran sonido. Encaja mejor en intenciones retro de corte agudo, pero es versátil. Si no andas buscando un rollo espeso peleón de doble bobina (que Parker puede ofrecerte en otros de sus modelos), te gusta la onda Tele y quieres algo tecnológicamente avanzado, pagar estos 1.600 € te traerá muchas recompensas. Es un buen guitarrón. Otra opción es que te curres un solazo en ISP y te la lleves por el morro. Ya es hora de que el talento traiga recompensas, ¿no?

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec