Menu

P.A. portable DAVE 12+ de LD-SYSTEMS

  • Publicado en P.A., Portátil y monitores escenario
  • Correo electrónico

En esta ocasión me toca probar y, naturalmente, comentaros a todos vosotros, nuestros buenos amigos seguidores de ISP, un pequeño sistema de sonido autoamplificado, ciertamente versátil y funcional (siempre que nuestra pretensión no sea la de sonorizar grandes espacios y/o eventos, ya que el DAVE 12+ no ha sido concebido para tal propósito), de tamaño contenido y peso liviano; tanto como decir, ya de paso aseveraros, de lo más portátil. A efectos prácticos, podría casi transportarse en el maletero o parte trasera de cualquier utilitario. Por otro lado, el conexionado de este sistema es sencillísimo, como se suele decir coloquialmente, un juego de niños; con menos de media docena de cables (salvo conexiones de mesa o previo), el DAVE 12+ ya se encuentra en plenas condiciones operativas.

Cabe hacer notar, además, que este equipo de sonido pertenece a la serie precisamente designada DAVE de LD- SYTEMS; compuesta hoy por hoy (tal vez las gentes de LD-SYTEMS lleguen a ampliarla, quien sabe), de tres modelos que responden a las siguientes denominaciones: DAVE 10+, DAVE 12+ y DAVE 15+.

Componentes del sistema
Primero contamos con el Subwoofer, ya sabéis, la caja de subgraves o subbajos. La cual cito inicialmente, por ser ésta el centro del sistema, ya que es en ella donde se encuentra alojado el módulo de amplificación del que hace uso todo el equipo, algo muy habitual en este tipo de concepciones para sistemas activos. Esta caja monta un cono de doce pulgadas, capaz de soportar como mínimo los 300 vatios RMS que le son proporcionados por la vía o canal correspondiente de la etapa amplificadora que incorpora, y posee habilidad para reproducir frecuencias de subgraves de hasta cuarenta hertzios; tonos en verdad bien profundos. La refrigeración del sistema de amplificación es forzada (aire forzado) mediante la intervención de un ventilador a tal efecto (Power Controlled Fan).

A nivel de conexiones, contamos en su parte trasera con entradas de señal dobladas (“paraleladas” o linkeables) en Cinch y XLR; como asimismo, los conectores para salida de potencia precisos para los satélites en Speakon. Únicamente, me queda por mencionar la toma de corriente tipo IEC; aunque rigurosamente hablando (las cosas bien entendidas), mejor digo, cien por cien compatible con el estándar IEC, ya que tanto esta conexión habilitada para la toma de tensión de la red en alterna, como el cable suministrado con el equipo, son del relativamente moderno sistema de seguridad concebido por VOLEX.

Las conexiones de VOLEX ofrecen un contacto eléctrico superfiable, reduciendo a su vez el riesgo potencial contra posibles cortocircuitos. Todos los productos VOLEX cumplimentan las homologaciones establecidas por SA ASA, VDE, CC, UL y KEMA. Dicho a las claras: esto no es cosa de broma, las cuestiones de seguridad nunca lo son. El típico vaso para soportar una barra o tubo, donde izar el o los satélites, también está incluido en el diseño de esta caja acústica de subbajos.

Este sistema DAVE 12+ se completa con un par de cajas acústicas pasivas (sin amplificación interna y con filtraje entre vías pasivo), normalmente definidas como satélites en este tipo de sistemas. Son, en este caso, de dos vías: una para graves/medios y la otra para los agudos. Para la vía de graves llevan montado un altavoz cónico de 6,5 pulgadas, mientras que la de agudos agrega un motor magnético de una pulgada embocado en un difusor (Horn) con ángulos de apertura, de 90º en horizontal por 60º en vertical. Su respuesta en frecuencia va desde 150 Hz (relevando así óptimamente la extensión frecuencial del Subwoofer), hasta 19 Khz y su peso es de tan sólo 8 Kg. Estas cajas, están diseñadas para manejar sin problema alguno la potencia que les confieren los correspondiente amplificadores internos que aloja la caja del Sub. La conexión para entrada de potencia se lleva a cabo mediante conectores Speakon, hoy por hoy los más idóneos y seguros en el mundo del audio profesional.

SM707
Algo que en su día mencioné al analizar otros productos de LD-SYSTEMS en las páginas de esta publicación, tocaba lo relativo al vaso o copa orientable que incorporan los distintos modelos de cajas acústicas que fabrica esta entidad (de patente propia). Su denominación de origen es SM707, a mi parecer y seguramente al de todo aquel que trabaje con cajas subidas en trípodes o en los pertinentes tubos, resulta ser, sin lugar a dudas, un avance tan eficaz que uno se pregunta cómo es posible que a nadie se le haya ocurrido antes algo así. Aunque puede que exista algo por el estilo de otros fabricantes, yo lo desconozco.

Cuando izamos en una barra común (completamente derecha o recta) una caja acústica, ésta permanece inamovible en posición prácticamente vertical. Puesto que suele precisarse que el posicionamiento de los altavoces (especialmente los de alta frecuencia) permanezca situado por encima de las cabezas del público, con objeto de que éste, en principio, no aporte sombra acústica alguna, tendremos que en las primeras filas careceremos de buena respuesta en altos. Es la consecuencia de una respuesta frecuencial poco optimizada, ya que estaremos desaprovechando agudos (enviando buena parte de ellos al cielo o puede que, peor aún, directamente al techo del local). Para corregir esto, la solución podría ser la de doblar el tubo en un ángulo que se estime adecuado, o hacer uso de algún artilugio o invención que nos aporte el mismo efecto. Este proceder puede resultar bien válido para sistemas fijos o estáticos, siempre que conozcamos la angulación precisa para tal menester; pero en un sistema portátil es irrealizable, debido a que la inclinación de las cajas no va a ser siempre la misma (no tendremos siempre seguro a qué altura del suelo, o distancia del respetable tendremos que montar el sistema, por ejemplo). LD-SYSTEMS (que por cierto es una marca que pertenece al grupo ADAM HALL) con la muy bienvenida innovación de su SM707 nos soluciona este problema de un golpe más que certero.

El SM707 es un receptáculo para los clásicos tubos de 35 mm (su diámetro interno es de 36 mm) con la habilidad de otorgarnos libremente una orientación en pasos de cuatro grados, con un margen de 18 pasos y con orientación vertical tanto hacia abajo como hacia arriba. El mecanismo del SM707 es completamente automático, no tendremos menester de ajustar tornillería ni nada por el estilo; simplemente, una vez colocado el recinto en este vaso, levantamos un poco la caja acústica y le damos la inclinación precisa, una vez que la soltemos, ésta permanecerá anclada con el ángulo de inclinación que le hayamos otorgado por el propio peso del recinto. Decir que esta creación resulta de mucha utilidad, es poco decir. En mi propio nombre, y tal vez (lo dudo) osando pronunciarme en el del resto de los mortales dedicados a la sonorización y/o uso de cajas acústicas clásicas (digo esto por tener en mente y diferenciarlas de los famosos line array, que como ya saben son caso aparte), mil gracias a la gente de LD-SYSTEMS por facilitarnos el laboreo.

Controles
En cuanto a los controles operacionales para el correcto gobierno y/o funcionamiento del DAVE 12+, encontraremos un (faltaría más) típico interruptor con un led testigo de puesta en marcha (LED Power), un par de potenciómetros para ajustar la sensibilidad de entrada a los amplis interiores (ojo, nunca confundir estos con controles de volumen, que no es lo mismo ni algo parecido, y esto reza para cualquier amplificador o etapa de potencia, bien sea interno/a o no), uno determina el nivel del Subwoofer (Sub Level) y el otro el nivel de todo el sistema o nivel general (Main Level). Se observa igualmente un conmutador, que nos brinda la posibilidad de invertir la fase (Sub Phase) o polaridad del Subwoofer. Y excepto la presencia de un segundo led que nos indica la activación de la protección del sistema (Protect), ya no hay más. Como ya he mencionado a lo largo del texto, operar, transportar, montar y desmontar este sistema es realmente practicable por cualquier persona.

Pese a no poder considerarse como un control propiamente dicho (ya que por parte del usuario no se tiene acceso al mismo), es obligado mencionar el hecho de que el sistema cuenta con un limitador de picos completamente automático y siempre vigilante, algo ciertamente importante que nos puede librar de buenos disgustos.

El DAVE 12+ sonando
Este pequeño gran sistema, de la alemana LD-SYSTEMS, que me ha sido enviado (ISP mediante) para someterlo a prueba real o veraz de funcionamiento, y consecuentemente ofreceros a vosotros, voraces consumidores de ISP y potenciales usuarios de sistemas autoamplificados de este calibre, mi modesta opinión, suena muy bien, y además bien fuerte (buen SPL).

Aprovechando una mañana soleada, he montado el DAVE 12+ en los aledaños de la Casa de la Buelga (tengo que agradecer, una vez más, a toda la gente que gestiona este lugar su buena disposición conmigo; y rogarles a los usuarios de esta aula de extensión universitaria adscrita a la UNI de Oviedo, que me disculpen por las seguras molestias causadas, puesto que la música a alto nivel y la concentración precisa para los estudios son bien incompatibles). El sistema funcionó casi a campo libre o, si prefieren, en exteriores. Utilicé un reproductor de CD y un pequeño mixer para enviar audioseñal al DAVE 12+. El estilo de música que en principio usé fue Reggae (discos originales, con buena producción, nada de copias y absolutamente nada de ecualización. Jamás pruebo un sistema de sonido con copias, en ocasiones he visto a gente hacerlo, y en fin, allá ellos), precisamente por su gran presencia en bajos, para así comprobar principalmente la respuesta del subwoofer. El resultado fue demoledor, les recuerdo que estamos tratando con un sistema de tan sólo 500 W que, en esta concepción, dan para mucho, se lo aseguro. El nivel de impacto y presencia proporcionado por este DAVE 12+ es sublime, las octavas más bajas resultaron más que audibles y vibrantes. Apurando la potencia disponible durante un instante hasta casi la saturación del sistema (niveles operativos no convenientes), la distorsión resultó, a mi entender u oír, prácticamente nula (percibo la compresión de los altavoces, seguramente debido a la intervención del limitador, pero no distorsión apreciable), primero te toca la presión acústica el oído, salvo que estés alejado del equipo, claro.

Por lo que pude comprobar, me consta que si este sistema se hace funcionar en interiores (sonido enlatado) dándole caña, a no ser que se trate de una sala de grandes dimensiones, menuda movida. El DAVE 12+ puede resultar muy valioso para DJ´s errantes, backline de baterías y demás instrumentos que precisen de escucha a todo rango, en disco bares, pasarelas y, en líneas generales, para todo tipo de sonorizaciones en tanto no se trate de algo muy grande, aunque siempre se pueden poner en juego varios DAVE 12+, ¿por qué no?

 

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec