Menu

P.A.S. Alta calidad en directo.

  • Publicado en P.A., Portátil y monitores escenario
  • Correo electrónico

Hace unos meses recibí un e-mail de un antiguo compañero. Mi buen amigo Guillermo Vázquez, músico, gran guitarrista y product manager de una importante empresa de audio me invitaba a probar un equipo del que, hasta ese momento, nunca había oído hablar. La denominación respondía a las siguiente siglas, P.A.S. , lo que viene a significar; Personalized Amplification System, sistema de amplificación personalizado. La compañía es Bose, sobradamente conocida por sus excelentes equipamientos.

A la oferta de Guillermo para probar el P.A.S. respondí con gran interés y expectación. Si me invitaba a probarlo era porque se trataba de algo realmente excepcional. Efectivamente no era para menos ya que, en el transcurso de los días previos a realizar el estudio del equipo, comencé a leer maravillas de este nuevo sistema. El día que hice la prueba venía de unas sesiones de grabación en Santander y quizás gracias a ello traía el oído especialmente afinado y sensible… en apenas unos minutos sucumbí a la envolvente y cálida acústica del equipo.

Para describirlo puedo decir que es algo parecido a un “poste” de aproximadamente dos metros de altura que se apoya en una base que hace las veces de soporte, previo y etapa de potencia. Esta columna expande el sonido de forma circular, “Cylindrical Radiador” y tal peculiaridad constituye una de sus principales características.

La columna se divide en dos partes fácilmente unibles con unas dimensiones de 89 mm de ancho, 105 mm de fondo y 1092 mm de alto cada una. El peso de cada parte es de 6 y 7 Kg., es decir, la columna en total pesa 13 Kg. Me comentan que viene con unas bolsas para transportarlas.

Por otra parte la base o “Power Stand” tiene unas medidas de 12.7 x 66 x 66 cm y pesa 16 Kg. Para aclararnos, esta parte es el ampli. Dispone de 3 amplificadores cada uno con 250 W de potencia y que se asignan al altavoz superior, al inferior y el tercero a un posible módulo de graves, complemento ideal para realzar estas frecuencias, denominado: B1 Bass Module.

Tiene dos entradas que aparecen como canal 1 y 2. Son del tipo XLR y, al mismo tiempo, sirven para entrada de jack de 1/4. Hay otras dos entradas más sencillas, 3 y 4 para conectar el jack habitual con un control de ganancia, siendo ideales para cajas de ritmos, reproductor de CDs, bases, loops que podemos disparar desde un ordenador, etc.
También consta de alimentación phantom de 24 V. Los indicadores se encienden cuando la alimentación está activada. Tenemos una selección de 100 preajustes con diferentes ecualizaciones que se aplican a ambos canales indistintamente. Por otra parte, tenemos una salida de línea XLR para transmitir a equipos de externos y una entrada de línea TRS para conectar equipos externos, como procesadores de efectos digitales, etc. La conexión de posibles efectos la podemos realizar en serie o en paralelo. En serie, la señal se rutea de manera encadenada y secuencialmente por los diferentes efectos. En paralelo, los efectos reciben la señal original y la salida de los procesadores de efectos se añade a la señal limpia original, es la manera en la que habitualmente trabajamos con las mesas de mezclas.

Otra opción interesante es la disponibilidad de un control remoto para ambos canales con volumen y ecualización de graves, medios y agudos. Esto me pareció muy útil y operativo, dado que la localización de los controles están literalmente a la altura del suelo en el Power Stand. Por último, cabe destacar una salida digital de datos a 48 KHz compatible con S/PDIF.

Una de las particularidades del equipo es la uniformidad con la que se distribuye el sonido, tanto si estás al lado del altavoz, como a unos cuantos metros de distancia, el sonido parece estar al mismo volumen, con un timbre y tonalidad muy similar. La direccionalidad abarca un espectro muy amplio. Esto ayuda a que los músicos que estamos tocando en una misma banda podamos oír el mismo sonido, escuchar muy bien a los demás componentes y, por supuesto, a nosotros mismos, sin tener la sensación de que a medida que nos desplazamos vamos perdiendo el color original del instrumento. Recuerdo que, en la medida que me iba distanciando del equipo, el volumen y las características tímbricas no variaban, lo cual quiere decir que esa sensación de que todos los componentes de la banda escuchamos el mismo sonido se extiende afortunadamente al público, al menos si éste se encuentra en aforos no excesivamente amplios. Creo que para salas de alrededor de trescientas personas se puede sonorizar perfectamente con un par de sistemas de este tipo.

La toma de contacto con el P.A.S. la hice con una guitarra Flamenca Midi Raimundo, y puedo decir que el sonido era excelente, muy fiel al timbre real de la guitarra. Una de las características que más me sorprendió fue la resistencia al acople. Bien es sabido el problema de los acoples a la hora de tocar en directo con guitarras acústicas o flamencas. En este caso, a unos niveles donde los micros y el piezo eléctrico hubiesen estado chillando literalmente, apenas sí sentía un mínimo zumbido y sólo en el caso en que me situase prácticamente encima del altavoz.

Aprovechando la pastilla midi de la guitarra flamenca conecté también un sintetizador al equipo. De nuevo el sonido extraordinario, en realidad no recuerdo haber tenido nunca un mejor sonido de sintetizador de guitarra: presente, equilibrado, alta definición y a la vez muy cálido.

Para ir concluyendo puedo decir que este equipo es ideal para todo tipo de músicos de los más variados estilos que busquen un resultado excelente en la amplificación de sus instrumentos en directo. Está lleno de posibilidades y sus múltiples entradas y salidas lo hacen aún más versátil. No puedo añadir mucho más, realmente hay que probarlo.

Debo recalcar que mi opinión personal de este equipo es sobresaliente desde todos los puntos de vista. De lo mejor que he probado en años. Desde luego, si la calidad se acabase imponiendo, auguro un gran éxito para esta innovadora propuesta. Mi felicitación a los responsables. Como siempre comento cuando me solicitan un banco de pruebas, no recomiendo comprar nada a ciegas, pero si tenéis la posibilidad de probar un P.A.S. no perdáis esa oportunidad.

Para ver la ficha técnica y tabla de valoración descarga la Revista en PDF

 

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec