Menu

Alesis Multimix 16 USB, bien aprovechado

Alesis 16USB

Son tantos los aparatos que están ya a nuestro alcance, incluso en nuestro centro de trabajo, que empieza a ser difícil entrecruzar y controlar todos eficazmente desde un solo punto. Solemos probar cosas en los ordenadores y en diversos programas relacionados con el sonido, pero pronto empezamos a notar que "nuestro estudio" no controla bien diversas fuentes de entrada.

Diferentes micros, instrumentos electrónicos, líneas que provienen de otros aparatos generadores de sonidos) para organizar finalmente una mezcla estéreo adecuada y profesional, incluyendo efectos individualizados a cada línea independiente (ecos, reverberaciones, etc).

En décadas anteriores, esto sólo se conseguía dentro de estudios de grabación profesionales con costosos componentes, lejos del alcance económico de demasiada gente. Por fin, alguien como Alesis permite con su máquina y precio implicar a muchas más personas en el mundo del sonido profesional, bien en su pequeño estudio casero, en un pequeño estudio de grabación e incluso para el control del sonido de un grupo de músicos en directo sobre un escenario, pero dando una talla correcta de eficacia y logrados recursos bastante suficientes en cada caso, especialmente en salas de aforo mediano o incluso para el control de los sonidos de los monitores o de los grupos de instrumentos que se interpretan en los escenarios situados en algunas salas más grandes.

Diferentes tipos de MULTIMIX USB
Alesis presenta en este momento tres modelos:
MULTIMIX 8 USB: dispone de cuatro entradas (para micro o línea indistintamente) preamplificadas y cuatro entradas también para señales en estéreo (que provengan de equipos con otras impedancias más diferenciadas, como líneas de audio desde compact, radios, giradiscos, otras mesas de control, etc).

MULTIMIX 12 USB y el MULTIMIX 16 USB: incorporan ya más entradas para micro/línea preamplificadas y además cuatro entradas de línea en estéreo.

En general, en ellos se aprecia una excelente relación analógica de señal/ruido y su conexión USB permite usarlos y combinarlos con prácticamente casi todo el software musical que puedas instalar en tu PC (a través de Windows) o en las computadoras MAC.

Cosas que aporta el MULTIMIX 16 USB
Con calidad profesional, ha minimizado unas herramientas imprescindibles para realizar una adecuada mezcla de sonidos que provengan de cualquier fuente de audio, añadiendo otros componentes como son sus efectos adicionales de alto rendimiento y digitales a 28 bits, entradas y salidas en estéreo también digitales y de bajo ruido, comparables a las de más alta cualificación profesional.

Los micrófonos de condensador de alta gama que requieren una alimentación de corriente extra llamada Phantom (fantasma) de 48 voltios pueden ser conectados a las ocho entradas principales del MULTIMIX 16 USB. Esta corriente puede suministrarse dentro de esta misma máquina o no hacerlo si la clase de micros que se le adosen (la mayoría en el mercado) no requieren de ese tipo de corriente extra.

Por esos mismos canales de entrada, en lugar de un micro, podremos conectar una guitarra o cualquier otro aparato electrónico (teclados, señales de audio en línea desde otro aparato o desde un computador o un sampler, por ejemplo).

Cada canal lleva de forma independiente un ecualizador gráfico a tres bandas separadas (agudos, medios y graves) muy eficaz y fácilmente ajustable. Con el "GAIN" podremos encajar la impedancia más idónea a cualquier entrada de señal.

También cada canal dispone de dos potenciómetros auxiliares (A y B) con los que podremos asignar, a cada uno de ellos, los efectos que creamos oportunos. Asimismo, se podrá controlar los envíos de señal desde ese canal hacia el exterior o, por ejemplo, hacia otro procesador de efectos externo.

Esta máquina ya contiene internamente hasta cien efectos de sonidos preinstalados, hoy muchos ya imprescindibles en casi todas las mezclas.Los efectos del MULTIMIX 16 USB son muchos más de lo normal, una gran selección donde escoger y con gran calidad (muchos tipos de ecos diversos, chorus, flanger, trapositor pitch, etc).

Cada canal dispone de su correspondiente potenciómetro también de "auxiliar" para envíos de su señal hacia las premezclas pre/post-fader que en cada ocasión nos parezcan más oportunas, así como otro para envíos auxiliares post-fader, con el que hacer envíos desde ese canal hacia otros procesadores externos a esta máquina, un grabador o un amplificador que controle unos monitores (cuya mezcla de los canales puede ser diferente a la lograda por la salida general de esta máquina) e incluso, si se nos antoja, hacia otros procesadores de efectos de sonidos ajenos a los que contiene este mezclador.

Asimismo, podemos controlar individualmente el "nivel puerta" en la entrada de los sonidos, logrando eliminar umbrales indeseables procedentes de algunos instrumentos o micros conectados a los canales y que pudieran causar problemas al resto, evitando con ello, por ejemplo, acoplamientos indeseados o ruidos de fondo de elementos electrónicos conectados a las entradas de línea (desde guitarras, otros previos, etc).

Tiene dos pistas diferentes para envíos y retornos, por ejemplo, para controlar a otras máquinas de grabación ajenas a esta mesa de mezclas o desde un lector de CD, otro mezclador externo, etc.Cada canal también puede controlar su "PAN" o panorámica de situación respecto a la mezcla general.

Mediante su conexión USB, y por tanto unido a un sistema informatizado (como es un PC), se amplían las rutas de salida y retorno de las señales de audio desde esta mesa con dos pistas de excelente rendimiento acústico, ya que funcionan a 16 bits, es decir, con calidad digital de 44.1 kHz (al estilo de la que se usa en los compacts) y que igualmente se corresponde con una respuesta de frecuencias eficaz comprendida entre los 20 Hz y 22 kHz +/- 0,5 dB, es decir, una dinámica de frecuencias mucho más amplia a la que la mayoría de los humanos somos capaces de distinguir con nuestros "machacados" oídos.

Sus especificaciones técnicas aseguran que tiene un nivel de distorsión en torno a los 100 dB, que parece llamativamente alto y no puedo discutir.

Las conexiones de entrada para cada canal son indistintamente del tipo XLR (las también llamadas tradicionalmente "Canon") o de ¼ (los conectores más usados en los cables con que unimos las guitarras eléctricas), que también son usadas en las líneas de envíos y retornos añadidos a este aparato.

También dispone de conexiones S/PDIF, que requerirán de su correspondiente cable específico para llevar desde esta mesa la señal en digital hasta cualquier otro aparato que lo acepte, por ejemplo un DAT, pero sin sobrepasar ese cable los cinco metros, pues si no perdería eficacia.

Incorpora, además, conexiones RCA especiales (en la esquina superior derecha) de entrada y salida de señales con que conectarlo a grabadores de sonido u aparatos de condición similar.
Unas señales luminosas LED en cada canal nos avisarán de aquellos que en algún momento sean muteados (silenciados), o bien si queremos escuchar sólo a uno o a unos pocos para controlar sus niveles y efectos (solo). Asimismo, mediante varios LEDs en dos columnas situadas a la derecha del frontal superior, controlaremos fácilmente los picos malsonantes en las entradas de señal o las saturaciones que pudieran ocasionar distorsiones indeseadas, obteniendo finalmente la máxima calidad de sonido y en su amplitud más adecuada.

Tiene una salida independiente para auriculares, controlables en volumen con su correspondiente y específico potenciómetro, con los que podremos hacer varios análisis sobre el funcionamiento.

Varios conmutadores existentes en la zona derecha de esta mesa redirigen las señales de mezclas según las distintas opciones que se nos antojen adecuadas (hacia la salida general, los monitores, los sistemas de grabación enlazados a la máquina, del control general de los efectos incorporados, etc).

Este MULTIMIX es alimentado mediante un transformador que funciona a 18 voltios y que se suministra junto a la máquina.

Sus dimensiones son "cómodas" o manejables: 331 mm de ancho, 386 mm de fondo y tan sólo 80 mm de alto, con un peso total de unos sorprendentes 4,4 kg.

Casi todas las conexiones quedan atrás, al final de la tapa superior a la vista, a excepción de la conexión USB (al computador) que está detrás, así como los suministros y conmutadores de energía eléctrica.

Impresiones generales
Hay más mezcladores en nuestros comercios musicales que compiten con el Alesis aquí propuesto e incluso con precio aún menor, que por respeto a esta marca no cito. La realidad es que todos ellos, con parecido tamaño, no dan las mismas prestaciones, pues los hay de muy diversas características. Lo fundamental de este tipo de máquinas es mezclar eficientemente los diferentes canales de sonidos independientes suministrados, generalmente hacia dos pistas del estéreo (master), que finalmente grabaremos o escucharemos en otros equipos externos a esta mesa conectados.

Yo diría que una gran ventaja apreciable en este MULTIMIX es su formato llevadero y muy manejable, por dimensiones y peso, en relación a tantas prestaciones como ofrece, entre las cuales también destacaría la de sus efectos incorporados, no sólo por su multiplicidad sino también por su eficacia y bajo ruido de fondo, lo que evita adosar a esta máquina otra que contenga ese tipo de efectos, sin los cuales ya no se concibe una mezcla de sonido que se precie de profesional. Sus potenciómetros parecen fiables y cómodos.

Echo en falta unas conexiones que pudieran ser traseras y del tipo XLR de donde pudiéramos obtener la salida estéreo de ese master, por ejemplo, para redirigirlo a las etapas de potencia amplificadoras que profesionalmente suelen incorporar este tipo de conexiones. Es verdad que de aquí también podremos obtener dichas señales master, e incluso desmultiplicadas, para diferentes opciones (hacia etapas amplificadoras, hacia centros de grabación de sonido, de envíos y retornos, hacia otros procesadores externos de sonido, línea de monitores o de auriculares) usando los conectores previstos en esta máquina.

Parece una buena idea en el diseño de este aparato el hecho de que todas las entradas y salidas de señales de audio que se conecten al mezclador siempre queden a la vista de su usuario, en el fondo y arriba, sin tener que darle la vuelta o agacharnos y buscar alrededor de la máquina, como ocurre en otras y dando así más agilidad a la posible improvisación de cambios que deseemos probar "sobre la marcha" en sus conexiones.

Su apariencia, aun con su tamaño, es bastante atractiva, así como sus logros en señal/ruido. Algo así es muy eficiente y ya necesario, incluso como equipo doméstico, pero con calidad profesional.

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec