Logo

Mixer Behringer Xenyx 2442FX

 

Behringer Xeny1

 

La mesa de mezclas Xenyx 2442FX objeto de esta crónica, previamente probada y/o analizada por este que pasa a comentárosla, es el modelo mayor en lo que respecta al número de canales de entrada de la, que probablemente dará más que decir, serie Xenyx.

El resto de mezcladores que componen esta serie son: la pequeña Xenyx 1622FX, la especial Xenyx 1832FX, la Xenyx 2222FX y, finalmente, el modelo 2442FX que nos ocupa en esta ocasión.

La Behringer Xenyx 2442FX resulta ser muy apropiada para un sinfín de propósitos, pero al igual que siempre (al menos de momento), su principal atractivo vuelve a ser una vez más su precio, y es que la economía sí que importa. Relativo a esto, ya se puede afirmar que la política comercial que la alemana Behringer sigue desde ya hace algunos años comienza a ser emulada a las claras por otros fabricantes, por fortuna para todos, cada vez más. Por lo que a mí respecta, mejor que mejor.

Mixer Xenyx 2442FX
Esta mesa de mezclas está concebida o capacitada para posibilitar (en principio) la mezcla de ocho fuentes monofónicas (canales 1 a 8) con nivel de entrada seleccionable entre micro o línea, a las que hay que añadir otros dos canales (9/10 y 11/12) que se podrían designar como mono/estereofónicos, ya que en estos, las opciones de asignación en el nivel de señal a su entrada varían entre micro o línea estereofónica; mientras que los canales 13/14 y 15/16 están configurados como únicamente nivel de línea estereofónica, con posibilidad de mono. Resaltable además, la inclusión en esta, relativamente nueva, Xenyx 2442FX de cuatro submasters asignables desde cada uno de sus 16canales de entrada, que nos permitirán, por ejemplo, la confección de tres subgrupos estéreos (dos de submasters más el del propio master), con lo que a efectos de control en la mezcla, o más bien mezclas, ello implica.

En vista a estas breves observaciones, se podrá uno figurar lo lejos que se puede llegar con esta máquina; pero es que hay mucho más. Todo lo que ya paso a desmenuzar.

Canales micro/línea 1 a 8
Son monofónicos. Cada uno de ellos posibilita la conexión balanceada de un micrófono (en XLR) o una fuente de señal a nivel de línea (en TRS). El primer control que tenemos a continuación de estas hembrillas de conexión es el familiar Trimmer, con el que ajustaremos la ganancia de entrada (muy importante). Bajo este, un conmutador Low cut, que nos permite habilitar un filtro de corte en bajas frecuencias (High Pass Filter) sintonizado a -3dB en 75 Hz y con una pendiente de actuación de 18 dB/oct; como ya sabréis, una función muy eficaz para atenuar ruidos indeseados, aunque no aplicable a todos los micros; un par de ejemplos bien claros de esto son los del micro del bombo y el del ampli del bajo.

Behringer Xeny2

Ecualización británica
Al igual que los controles de ecualización en mesas de mayor enjundia, los controles de tonalidad o ecualización en la Xenyx 2442FX han sido llevados a cabo en la ya renombrada técnica de conexión británica, la cual permite una actuación suave (sonoramente hablando) y sin graves alteraciones de fase u otros artificios perniciosos, que lleguen a recrear un sonido poco natural incluso con grandes correcciones tonales.

En los primeros ocho canales, contamos con la posibilidad de una corrección tonal en las tres típicas bandas, de graves, agudos y medios; estos últimos, poseen además la cualidad de facilitar un barrido continuo sobre su frecuencia central de actuación; o sea, son semiparamétricos, ya que no poseen la facultad de actuar sobre el ancho de banda del filtro o su Q, que es fija. Algo que ya sería mucho pedir, teniendo en cuenta sobre todo la relación calidad/funcionalidad y máxime el precio al que se nos ofrece esta maquinita.

Envíos auxiliares
La Xenyx 2442FX cuenta con cuatro envíos auxiliares, de los cuales, en el 1 y el 2, tenemos la siempre agradecida alternativa de realizar su asignación como Pre o Post Fader (para ambos a la vez), teniendo en cuenta que también son Post EQ, mientras que los 3 FX y 4 son siempre Post Fader. Con el potenciómetro de auxiliar 3 FX, dosificaremos el porcentaje de señal que enviamos al procesador de efectos interno incorporado, ya que este bus auxiliar está internamente direccionado a dicho procesador, salvo que interrumpamos su ruta ocupando las entradas de retorno estereofónicas 3 (STEREO AUX RETURN 3), o bien su conector de salida (AUX SEND 3 FX), si es que optamos por utilizar un procesador externo.

Pan, mute, solo, nivel
Con el control de panorama, crearemos la imagen estereofónica que consideremos más apropiada, en principio como en cualquier mezcla básica; aunque al contar esta mesa con cuatro Submasters, la asignación o enrutamiento hacia el Master (la mezcla final concluyente), a través de Submasters o directamente al Master, se perfila con la ayuda del Pan una vez que hemos determinado el subgrupo al que la enviaremos. Respecto al Mute: silenciamiento o enmudecimiento del canal en el que lo accionemos, lo de siempre sin más. La función Solo nos permite escuchar o monitorizar uno o varios canales aisladamente o en solitario. Si pulsamos el conmutador Solo en un canal cualquiera, el efecto que obtendremos será, a efectos prácticos, el mismo que si hubiésemos activado el Mute en el resto de canales, así que la ventaja de contar con la función de Solo es evidente.

El nivel que precisemos para cada canal en la mezcla, lo determinamos actuando sobre el Fader (atenuador deslizante / Fader Slider) correspondiente. Personalmente, yo siempre procuro situar todos los Faders de canal en la posición 0 dB o un poco por debajo (por ejemplo -6 dB); ajustando el nivel de mezcla sobre los Trimmers. Tal vez esta manera de proceder te parezca un poco anómala, sin embargo tiene su razón de ser; en ese nivel obtendremos una relación señal/ruido óptima. Por otra parte, es más que seguro que ni saturaremos el canal con un exceso de señal (siempre que el nivel en Submasters y/o Master no sea excesivamente bajo), ni observaremos carencia de ella. Pero, sobre todo, llegado el posible momento de tener que efectuar (sobre el Fader) el realce o atenuación en uno o varios canales (una corrección momentánea), aparte de llevar a cabo la operación de un modo suave, debido al rango de actuación en que nos movemos (les recuerdo que los Faders trabajan en progresión logarítmica), contaremos con la facilidad de retornar al nivel inicial sin necesidad de tener que recordar la posición del mismo, ya que partimos siempre de unos 0dB en todos los canales, e incluso en Submasters y el Master.

 

Behringer Xeny 3

 

Enrutamiento a Subgrupos y/o Master
Como ya he mencionado, en la Xenyx 2442FX contamos con la bienvenida opción o posibilidad de hacer llegar las diferentes señales que se van a mezclar, provenientes de cualquiera de sus canales, bien sea direccionándolas directamente al Master, o haciéndolas llegar al mismo a través de alguno de los cuatro Submasters que posee. Para tal cometido, contamos con tres conmutadores ubicados justamente a la derecha del Fader en cada canal, serigrafiados como 1-2, 3-4 y Main. La manera de proceder para realizar el direccionamiento sería; pulsar en cada canal uno de los conmutadores de enrutamiento, por ejemplo: en el canal 1 el 1-2 y, mediante el panorama (pan pot) dirigirla ya sea al subgrupo 1 girando el Pan totalmente a la izquierda, o al subgrupo 2 girándolo completamente hacia la derecha; si dejamos el control de panorámica en su posición central, tendremos la señal del canal en cuestión en ambos Submasters 1 y 2. Naturalmente, también podremos situar el panorama en cualquier posición intermedia entre sus extremos para confeccionar la imagen estereofónica que nos interese.

La inclusión de Submasters en una mesa de mezclas no es que resulte del todo imprescindible. Pero dense ustedes cuenta de que, lo que realmente se consigue utilizándolos, es una sub-mezcla o sub-agrupación de canales (y en definitiva instrumentos o voces), con la verdadera ventaja que ello implica, especialmente en aplicaciones de directo. Una de las aplicaciones más generalizados al respecto es la asignación de todos los canales de una batería, (que pueden llegar a ser muchos) a un par de Submasters. Se consigue así tener un control de nivel general para la misma con únicamente dos Faders emplazados en la sección de Submasters y que, posteriormente, se envían al nivel general de programa o Master para su definitivo procesado y/o amplificación; lo mismo reza para el resto de instrumentos.

Sección Submasters y Master
Justo encima de cada uno de los atenuadores de subgrupo, existen un par de botones cuya misión es la de asignar la señal del Submaster correspondiente, al lado izquierdo, el derecho o a ambos lados en la mezcla general o Master. Asimismo, cabe la posibilidad de no enrutar alguno o ninguno de estos subgrupos a la salida general, con lo que podemos enviar la señal de cada Submaster a través de su correspondiente salida de manera totalmente independiente del resto de subgrupos y del Master; esta forma de proceder tiene alta significancia en aplicaciones de grabación, ya que se contaría con hasta ocho pistas (mezclas) enviadas al sistema de registro (grabadora) o tres pares de salidas estereofónicas (esto sin contar con las salidas de auxiliares). Por la misma razón, en aplicaciones de directo este mezclador funcionaría muy bien en submezclas y para el control de monitores (por ejemplo: Master para Sidefills -refuerzo o apoyo frontal escénico- y cuatro mezclas de monitor independientes, más otro par, en principio, por auxiliares). Menciono ya de paso que, además, en los primeros ocho canales contamos también con conexiones en Jack TS para señal de salida directa (imbalanceada, preecualización, postmute y postfader).

También tenemos en esta sección los masters de auxiliares, el enrutamiento para la preescucha, los medidores, Phantom Power (interruptor por detrás) … y hasta un conector BNC (12 V máxima intensidad 500 mA) para la típica lámpara cuello de cisne. Y sobre todo, lo más destacable, el procesador de efectos incorporado.

Multiprocesador digital de efectos 24 Bits/40Khz
Otra de las bazas fuertes con que contamos en este Mixer, es la del procesador multiefectos incorporado, en el que raro será que no encuentres el efecto que necesites en un momento dado. Este trabaja sobre la base de un convertidor A/D/A Delta Sigma con una resolución de 24 Bits y una frecuencia de muestreo de nada menos que cuarenta kilohercios. En este DSP, contamos con la posibilidad de eligir a voluntad entre 100 efectos distintos, tales como reverberaciones de placas, de muelles, chorus, salas, flanger, phaser, etc., y en sus últimos Presets (80 al 99), gozamos de una selección de efectos combinados. La calidad de todos estos efectos resulta ser muy buena para tratarse de prácticamente un regalo, no en vano estamos ante un 24/40.

Además el UCA 200
Por si fuese poco, con el Xenys 2442FX se incluye una unidad UCA 200, que no es otra cosa que una interfaz USB externa; o sea, una tarjeta de sonido externa USB con dos canales de entrada/salida (también tiene salida de auriculares), con la que dotaremos a esta mesa de una comunicación hacia/desde nuestro PC, con la fenomenal ventaja que ello implica. El UCA200 ostenta una resolución de 16 Bits y puede trabajar con tres frecuencias de muestreo disímiles, que son: 32Khz, 44,1Khz o 48Khz. Por si alguien no se da cuenta, trabajando con esta última frecuencia de muestro obtendremos una calidad de sonido superior a la de un CD convencional, al menos en lo referente al ancho de banda. Sus conectores de entrada/salida de audio son Cinch (RCA).

Hasta más ver
Si te interesa este mundo del audio, deberías buscar algo de tiempo para ojear detenidamente la web de Behringer, donde podrás (según el caso) aprender y/o corroborar muchas cosas oficialmente, es decir, con auténtica veracidad, y claro está, ver toda su línea de productos, que son muchos, cada vez más.

Debido a todo lo que acabo de relatar, mi recomendación para la adquisición de algo como la Xenys 2442FX pasa por ser explícita; nadie tiene por qué hacerme caso a pies juntillas, sencillamente, si no te lo crees ya sabes, compárala con otros productos similares y podrás sacar tu propia conclusión. No pierda nadie de vista que esta mesa es ampliamente polivalente y muy económica. Hasta más ver amigos.

Revista ISP Música ®