Menu

DP428 XTA ELECTRONICS, administrando el sonido con precisión

  • Publicado en Etapas de potencia

XTA Electronics presentó nuestro invitado a principios de 2005, convirtiéndose ya desde entonces en uno de los sistemas de administración de audio bajo dominio digital más interesantes para cualquier tipo de instalación, desde equipos en estéreo formados tan sólo por un par de cajas de compacto tamaño a eventos más complejos con retardos, más de 3 vías, etc. Versatilidad y funcionalidad. Según palabras de Andrew Grayland, cofundador y director de XTA, "es un sistema que converge la gente analógica con la tecnología digital, y esto es lo que llevamos haciendo en XTA desde siempre". Como todos los productos XTA, el DP428 es la solución perfecta para cualquier instalación de audio. Artistas de reconocido prestigio como Eric Clapton, los Rolling Stones y U2 han probado y verificado la eficacia de estos equipos durante años, amén de ser parte esencial en instalaciones tan complejas y completas como los Juegos Olímpicos, la entrega de los premios Grammy e incluso la Superbowl. ¿Qué mejor currículum que este?

Flexible
El DP428 ha sido diseñado para ofrecer una alta calidad de sonido con las mayores especificaciones posibles a un rendimiento sin precedentes. En todas las etapas del proceso al que se somete la señal de audio en este sistema de administración de audio digital, los ingenieros de la compañía han mimado hasta la saciedad la calidad de audio, siendo ésta la premisa más importante durante los procesos en I+D. El diseño de las placas, la elección de los componentes con márgenes de tolerancia nada críticos e incluso los acabados son parte responsable de esta diferencia.

En la vertiente técnica, el DP428 ofrece capacidad matricial 4x8, con pendientes de curva en el filtro divisor de 48 dB junto a un completo abanico de soluciones en EQ para solventar virtualmente cualquier problema de audio. Ofrece cuatro entradas, cada una con su propio control de ganancia, con su ecualizador gráfico de 28 bandas, sus ocho filtros y su retardo independiente. A ello se le añaden ocho salidas, cada una de ellas con su control de ganancia, conmutador de polaridad, retardo, filtro pasa altos y pasa bajos y hasta nueve filtros.

Cada entrada puede ser encaminada a cualquier combinación de salidas, sin restar la posibilidad de que todas las entradas y salidas pueden ajustarse en fase en pasos de 2 grados. Los filtros de corte están disponibles en dos tipos y cortes de 6, 12, 18, 24 y 48 dB. Para mayor versatilidad se incluye un limitador de dos etapas RMS y Clip/D-max.
El DP428 soporta frecuencias de muestreo internas de hasta 96 kHz (externas hasta 192 kHz). Es perfecto para la señal de entrada digital AES/EBU.

Todo ello controlable mediante la pequeña, pero generosa, pantalla LED del panel frontal, que se complementa con la batería de LED, que indica los niveles de señal en entrada y salida. Fácil de utilizar, cualquier iniciado encontrará en la interfaz de trabajo un aliado perfecto, intuitivo y claro. Pero quien quiera mayor control, más rapidez y mayor precisión puede optar por el software de control remoto para PC AudioCore. Mediante él también tenemos control de todo el sistema de encaminado en entradas y salidas, pero mediante pantallas simples (mucho más cómodo que la pantalla LCD del propio aparato), así como de las curvas de ecualización (más rápidas y fáciles de ajustar).

Otra de las características de nuestro invitado es que permite enlazar vía red hasta 128 DSP428 y controlarlos de manera centralizada a través de este programa informático, el AudioCore, utilizando para ello simples cables XLR. Para aquellos que quieran todavía más prestaciones, pueden optar por el kit Walkabout, que permite ajustar el sistema mediante PC pero a través de una interfaz inalámbrica, ideal, por ejemplo, para escuchar los resultados sentados cómodamente en cualquier butaca del auditorio, o para mejorar la precisión de la configuración en todo el área de la escucha simplemente con un portátil con capacidad de red. ¿Qué más le podemos pedir?

Con este lanzamiento, XTA amplía la serie de administradores de audio con la inclusión de hasta 4 modelos distintos: el DP448 (4 entradas y 8 salidas), DP446 (4 entradas y 6 salidas), DP444 (4 entradas y 4 salidas) y DP424 (2 entradas y 4 salidas); siendo el que analizamos en estas páginas, el DP428, renombrado desde entonces como DP448, el más alto en prestaciones de entrada y salida. De esta manera XTA consigue converger las demandas de los profesionales con soluciones muy altas en rendimiento, flexibilidad y facilidad de uso.

Parte del secreto de la serie reside, incondicionalmente, en la capacidad de procesar una señal en el dominio digital a unas relaciones de muestreo realmente altas, lo que permite un procesado mucho más preciso y una señal de salida de alta calidad. Como ya hemos comentado, nuestro invitado lleva convertidores de alto rendimiento a 24 bit, tanto en las entradas como en las salidas, a 96 kHz, por lo que se consigue un ancho de banda que alcanza los 30 kHz y una dinámica que excede los 116 dB. Con sus cuatro entradas balanceadas y sus ocho de salida, también balanceadas, nuestro invitado consigue una flexibilidad realmente impresionante. ¿Qué les parecería tener hasta cuatro monitores configurados en 2 vías?

La señal de entrada, una vez digitalizada (a ver quién es capaz, en este caso, a restarle potencial "analógico" al sistema), permite su ecualización a 28 bandas, sin restar la posibilidad de añadirle un segundo ecualizar paramétrico total de 8 inserciones. El siguiente paso es el corte de frecuencia, con pendientes de caída ajustables entre 6 y 24 dB por octava. Debo mencionar algunas de sus posibilidades, como los filtros notch, filtros pasabanda, elípticos y curvas de Q variable. Sin duda no se trata de un filtro divisor y nada más, sino de algo mucho más complejo y tremendamente versátil. Piensen en sus 4 entradas y 8 salidas, pero no se cierren en las posibilidades fáciles, sino en un entramado libre de opciones. Podemos utilizar 1 entrada y dividirla en 8 salidas (cosa improbable, conociendo los equipos de hoy en día), o, algo más habitual, utilizar 2 de las entradas (estéreo) y optar por un conjunto de 4 salidas por entrada (configuración de 4 vías estéreo) hasta la mencionada anteriormente: 4 entradas independientes con 4 salidas igual de independientes pero a 2 vías.

La posibilidad de utilizar las entradas digitales le añade un plus en prestaciones en un momento en que las consolas digitales empiezan a popularizarse, incluso en eventos en directo. El estándar industrial AES/EBU incluido en este aparato permite trabajar con entradas digitales y, a la vez, obtener salidas digitales. Al igual que cuando trabajamos en analógico, todas las señales digitales de entrada pueden sobremuestrearse de 32 kHz a 192 kHz, aunque en la salida siempre tendremos una señal a 96 kHz.

Software
Si creen que controlar este aparato desde la sencilla pantalla LCD de su frontal puede resultar tedioso están de enhorabuena. El software AudioCore es la solución perfecta para cualquier usuario y dudo que nadie lo abandone cuando advierta la facilidad, rapidez y sencillez de uso del susodicho programa. Este exclusivo programa de XTA permite no sólo el control del aparato sino, también, la monitorización del mismo. Como ya he comentado antes, con el uso de un simple conector o con el concurso del sistema inalámbrico opcional Walkabaout, tendremos en nuestro PC (portátil o, mejor incluso, como dicen ellos mismos en su página electrónica, mediante un TabletPC) todos los parámetros de ajuste, absolutamente todos, en una serie de pantallas gráficas de tremendo poder visual. Muy adecuado para poner a punto de manera quirúrgica, por ejemplo, una instalación fija. El instalador podrá configurar el equipo de sonido seguramente a la perfección, salvando dicha configuración en un soporte extraíble a modo de seguridad e incluso impidiendo que malas manos (que, desgraciadamente, hay muchas) estropeen las horas de ajuste previas.

Pero seguro que también resulta cómodo en directo, desde la instalación más fácil hasta la más compleja. La posibilidad de poder "ver" lo que estamos realizando (por ejemplo, los filtros de frecuencia o el ecualizador gráfico) aunque sea en una pantalla LCD de 15" es todo un lujo cuando nuestro objetivo es, sin duda, ofrecer la mejor calidad de sonido. El programa sólo funciona bajo Windows. La conexión entre PC y aparato se realiza mediante un conector serie de 9 pin (existen convertidores USB para portátiles que no equipen esta conexión). La conexión entre unidades XLR adicionales se realiza mediante el estándar de comunicación RS485 que utiliza cables XLR convencionales. Para mayor flexibilidad existe un puente serie a Ethernet, que permite controlar las unidades mediante cualquier conexión estándar Ethernet (TCP/IP). Suena descabellado pero ¿se imaginan controlar un DP428 desde la comodidad del sofá de casa? Sería posible.

Conclusión
Conocidas las prestaciones de nuestro invitado, si todavía hay alguien que no sabe para qué sirve es que no conoce los sistemas de sonido activos. Muchas empresas de audio tienen en su almacén varios sistemas de cajas acústicas (activas y pasivas, tanto da) y encontrarán con este DP428 (o cualquiera de la serie) un aliado perfecto no sólo para aunar y rentabilizar equipos (pueden utilizar un mismo rack de etapas para diferentes cajas, tan sólo será necesario llamar a la memoria correspondiente), sino para conseguir un ajuste preciso y adecuado. Los más atrevidos podrán prestar atención a nuevos aspectos durante sus directos: los problemas de fase, acústica y otros más pueden "solucionarse" con algunos parámetros que este XTA permite controlar. En cualquier caso, un aliado perfecto para quienes todavía se toman en serio el sonido. Lo recomiendo.

email  facebook rec  twitter rec  google rec  printrest rec  linkedin rec  rssnews