Menu

Cómo se grabó el disco de Manuel Carrasco

05/09/2007

Tras una gira de más de 76 conciertos por toda España, Manuel Carrasco decidió emprender un nuevo proyecto, para el cual contó con los estudios “Groove Studios” de Jordi Cristau, en Figueres. Allí seleccionaron, arreglaron y mezclaron ideas de Manuel, con ayuda de un amplio arsenal de plug-ins. Finalmente, un total de 23 canciones fueron las presentadas a la discográfica.



Jordi Cristau, productor y teclista de Manuel Carrasco, e ingeniero de artistas como Fito & Fitipaldis, cuenta cómo se grabó el tercer disco de Manuel Carrasco, “Tercera Parada”:



“En el caso del disco de Manuel Carrasco, para los arreglos utilicé mi sistema Pro Tools HD3 y un 192 I/O y saqué el máximo rendimiento de los instrumentos virtuales compatibles con sistemas HD que tengo en el estudio, más algún que otro teclado al que me apetecía quitarle el polvo. Utilizamos el BFD para la programación de baterías y otros instrumentos virtuales como Ivory, Atmosphere, Trilogy, Stylus...



Queríamos que el sonido fuera muy natural, como si de una banda se tratase. Así que decidimos evitar los ya cansinos Loops, y si se tenía que conseguir algún efecto, intentamos que fuera a partir del propio sonido, en este caso el de la batería. De esta forma, investigamos insertando plug-ins hasta conseguir efectos realmente curiosos. Tampoco queríamos emborracharnos con infinidad de pistas, así que los arreglos eran muy importantes para tener pocos elementos, pero que fueran los más interesantes. En este proceso nos hubiera sido de gran utilidad el nuevo sinte virtual de baterías de Digidesign, Strike, una de mis últimas incorporaciones al estudio y del que estoy realmente sorprendido, por lo ágil que es realizar patrones de batería y arrastrarlos al “Time line” de Pro Tools.



Salvé todos los efectos en una propia librería para poder rescatarla más tarde en la grabación. Después de un mes de laborioso proceso de maquetación se entregó el trabajo, escogimos 15 canciones de las 23 y nos fuimos a los estudios “Dangerous Music” de Nueva York a hacer las primeras sesiones de grabación.



Allí grabamos bajo, batería y guitarras en tres canciones del repertorio, tanto en los estudios “Dangerous Music”, como en el que tiene en su casa el guitarrista Mike Ciro, donde contábamos con un Mix Plus y una Digi 002, respectivamente. Lo genial era que, aunque empezamos el trabajo con sistemas Pro Tools HD, éramos totalmente compatibles con sistemas Pro Tools Mix y Pro Tools LE, tan sólo guardando las sesiones en una versión compatible con estos sistemas.



Tras cinco días de grabación volvimos a España, y entramos a grabar y mezclar el resto del disco en los estudios “Music Lan”, de Avinyonet de Puigventós.

Fue importante haber hecho una pre-producción a conciencia para no despistarnos mucho en el estudio con los arreglos. Aunque se dio mucha libertad a los músicos, seguimos bastante la dirección de las maquetas. Todas las sesiones guardadas, plug-ins y efectos nos valieron.



En Music Lan teníamos 5 Pro Tools funcionando. Incluso instalé el de mi estudio en el comedor para editar mientras se usaban las otras salas para grabar o mezclar.

Las Mezclas las hicimos en el control A, con Jordi Solé como ingeniero, haciendo un híbrido entre la SSL y el Pro Tools. Muchas pistas fueron mezcladas dentro de Pro Tools por la comodidad de hacer efectos como pannings, plug-ins automatizados, etc.



Cuando ya estábamos mezclando el disco, llegó a la nueva sala Canigó de Music Lan, la fabulosa ICON D-Control de 32 canales, junto con un flamante Pro Tools HD3 Accel, 192 I/O y un sistema de transmisión segura de archivos DigiDelivery. Como un niño con juguete nuevo, tuve que probarla y finalicé las mezclas en D-Control, mientras Jordi mezclaba en la otra sala.



El Mastering se realizó a cargo de Stephen Marcussen”.

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec