X

Menu

La Serie Q de d&B en Grease

03/05/2007

Grease, uno de los musicales de mayor éxito de la historia, se está representando en el Teatre Victòria de Barcelona, de la mano de la productora Butaca Stage y la dirección de Ricard Reguan, Coco Comín y Manu Guix.



Francisco Grande, jefe técnico y responsable de sonido, fue el responsable en decidir qué equipamientos serían los que mejor se podrían adaptar a esta producción:



“Evidentemente, el sistema de audio era de vital importancia en el musical y el criterio fue encontrar lo mejor acorde al alto nivel de la producción, las necesidades del show y las características del teatro. Ya había podido utilizar los sistemas de las Serie Q de d&b en otros teatros y auditorios del país, y tras reunirme con David Roselló (encargado del soporte a usuarios de d&b en España) para diseñar los equipos, en seguida estuvimos ambos de acuerdo en que lo que se necesitaba era una configuración para la PA principal formada por Q1s de la Serie Q de d&b.”



“Los 75º de directividad Horizontal de las Q1 son ideales para producir alta SPL sin crear demasiado sonido difuso en el fondo de la sala y, gracias a su cobertura vertical de 15º, sólo 4 x Q1s por cada clúster (izquierda, centro y derecha) son más que suficientes para cubrir perfectamente los dos pisos del teatro con una mínima diferencia de color y presión a lo largo de la sala”, señaló.

Una vez estuvo definida la PA principal, se pasó a pensar en los sistemas auxiliares: Dos Q-SUBs por lado extenderían el rango de la PA principal por abajo; 4 x E3s insertadas en la boca del escenario harían las funciones de front-fill y 4 x E3s más se utilizarían cómo delays bajo el balcón. Todo ello amplificado mediante etapas D12 y E-PAC de d&b controladas vía ROPE C.

“El control remoto de d&b ROPE C no sólo nos permite realizar un rápido ajuste de los sistemas durante el montaje, sino que también podemos encender, apagar equipos, monitorizar su estado en todo momento y realizar chequeos periódicos de las cajas y el cableado”, aseguró Grande.

Para el resto de la cadena del sistema de audio se optó por una mesa Yamaha PM5 (utilizando su salida digital AES/EBU para alimentar la amplificación D12); microfonía inalámbrica Shure con cápsulas DPA; y un sistema AVIOM de monitoraje para los músicos.

“No podemos estar más que contentos con la elección. Cerca ya de las 200 funciones y los 200.000 espectadores, con una afluencia media del espectáculo superior al 95% del aforo, y llegando a colgar el cartel de 'agotadas las entradas’ en numerosas ocasiones, no se ha cambiado ni una coma del diseño original”, finalizó.