Menu

Toma de sonido de amplificadores de guitarra: consejos de John Mills, experto en sonido

recording guitars[Apuntando a un amplificador Marshall] “Éste es un cabezal que usamos en directo… todos los controles de volumen van hasta el 11, desde el primero hasta el último. La mayoría de los chicos tocan al 10 pero…¿a dónde podemos llegar desde ahí? Si necesitamos ese puntito por encima del límite, lo ponemos al 11. Un punto más." (Nigel Tufnel, guitarrista de Spinal Tap)

El amplificador de guitarra es un instrumento difícil. Digo “instrumento” porque los buenos guitarristas pueden hacer cantar a los amplificadores. No hay nada como un amplificador bien ajustado, conectado a un buen guitarrista. Si eres como el resto de nosotros, tu amplificador sólo llega hasta el 10. Así que si quieres que suene más fuerte (o un punto más), aquí tienes unos consejos que te ayudarán a captar ese sonido.

El mejor consejo para tomas de sonido con un solo micro es colocarlo justo en la línea entre el guardapolvo y el cono del altavoz. Esto te proporcionará un sonido bien ajustado que da excelentes resultados en todos los casos, desde sonidos limpios hasta distorsiones. Cuanto más muevas el micrófono hacia el centro del altavoz, más brillante sonará. Por otro lado, cuanto más lo desplaces hacia el exterior del altavoz, más débil sonará. Si tienes un músico cuyo amplificador suena con poco cuerpo o muy agudo, intenta mover el micro hacia el anillo exterior del cono para debilitar esos agudos.

Lo que más me gusta hacer es una toma de sonido con dos micrófonos. Yo uso un micrófono de condensador KSM27 (es un modelo descatalogado hoy en día, que ha sido sustituido por el modelo de condensador SM27) y lo coloco a una distancia de entre 3 y 5 cm del guardapolvo del altavoz y en la línea que une éste con el cono. Esto consigue un buen sonido global. A continuación, coloco un Beta 56A sobre el otro altavoz, justo en la línea. Ambos micros quedan aproximadamente a 2 cm de la tela o rejilla del amplificador.Yo mezclo estos dos micros, más o menos como un ecualizador de dos bandas, para conseguir un solo sonido del amplificador.

Este truco es útil de canción a canción, pensando en un fader como control de graves y en el otro como control de agudos. En vez de enredar con el ecualizador del canal para conseguir que la guitarra suene en su sitio, intenta variar la mezcla de estos dos canales. Si te gustan los retos y quieres hacerlo más complejo, coloca un micro en la parte trasera del ampli. Este es un punto con un sonido muy poco brillante, pero con mucho cuerpo. Así que se necesita realmente complementarlo con un micrófono colocado en la parte frontal para mantener el detalle. No olvides cambiar la polaridad (el botón que parece un cero con una raya que lo atraviesa) del micro de la parte trasera. Si no, tendrás importantes problemas de fase. Este es otro modo de conseguir un buen sonido y que puede aportar mucho cuerpo a un amplificador que carezca de él.

Sobre John Mills: John lleva 20 años como veterano en el mundo del sonido directo. Además de su trabajo en conciertos, John es Vicepresidente de Sonido en Nashville’s Morris Light & Sound. Ha sido un colaborador asiduo de Shure Notes, así como ponente en varios seminarios de audio profesional en Estados Unidos.

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec