Menu

Traste Cero. Algo más que un estudio.

10/10/2011

No queremos perder la ocasión de presentaros un nuevo espacio de creación musical que abrió sus puertas el pasado julio en Torrejón de Ardoz (Madrid): Traste Cero. Ideas y conceptos originales, buen nivel de equipamiento, cuidadas instalaciones y el músico como centro. Iniciativas como ésta, frescas y bien pensadas, son más que bienvenidas en este mundillo. Demos opciones a los músicos.



Una ambiciosa apuesta en el mundo de la música y el sonido profesional: hablamos de Traste Cero, un espacio que cuenta con 1.500 m2 de instalaciones de calidad, cuidadas hasta el último detalle bajo la supervisión del experto ingeniero acústico Philip R. Newell (http://philipnewell.net). Un gran centro de creación o, como dice su director, Ángel Muñoz, “una ciudad de la música al servicio de todos los amantes de los sonidos organizados”.



La propuesta de Traste Cero abarca:



- Estudios de grabación profesional.

- Salas de ensayo.

- Educación musical a todos los niveles.

- Tienda de instrumentos, accesorios y discos.



Recorriendo Traste Cero

Al llegar al edificio, encontramos dos amplios aparcamientos. En la entrada al recinto nos recibe una gran zona multiuso donde se encuentra ubicada una cómoda y luminosa zona de descanso para los clientes. En esta misma área está situada la exposición de la tienda.





Siguiendo el recorrido, pasamos por la zona de salas de ensayo, con un diseño acústico avanzado que proporciona sonidos claros y nítidos en cada sala, además de todas las comodidades que permiten que durante los ensayos nos centremos en la música, como tiene que ser. Algunas de estas comodidades son un sistema de renovación de aire con extracción e impulsión, aire acondicionado con control individual en cada sala, y un acceso sin escalones desde la entrada hasta el local, para que no haya que levantar en peso el flight-case al volver de un bolo a las tres de la mañana. Además, está abierto las 24 horas, y existe un control de accesos para garantizar la seguridad.



Uno de los aspectos más destacados es, sin duda, su fuerte insonorización, el sonido controlado en las salas de ensayo por su acondicionamiento acústico y las tomas microfónicas para grabar ensayos. “Queremos que los músicos se escuchen mejor cuando toquen con su banda”, afirma Ángel Muñoz. “Que graben sus ensayos regularmente y comprueben sus puntos fuertes y débiles para trabajar en ellos”.



Nuestra siguiente parada son los estudios de grabación, que cuentan con luz natural en todas sus habitaciones, para hacer las sesiones de grabación más confortables. También es posible grabar en directo, gracias a las dos amplias salas de grabación.







Uno de sus puntos fuertes es el diseño, minuciosamente estudiado y supervisado por Philip R. Newell, uno de los mejores expertos en la acústica con una enorme experiencia diseñando estudios de grabación, y al que le gusta tener siempre en cuenta el confort de los músicos: “Mi objetivo al diseñar un estudio de grabación es hacer un entorno donde los músicos quieran tocar y, a la vez, permitir el proceso de grabación de manera fiable y precisa. Todo se basa en la calidad de las actuaciones de los músicos. Si los músicos no están cómodos y contentos, no pueden actuar a tope”.



“Diseñar un estudio de grabación es bastante complejo. Hay que pensar en los vecinos, en el tipo de música, en el número de músicos… Es necesario diseñar sistemas de aire acondicionado, de ventilación y de cableado que no hagan nada de ruido”, continúa Philip. “Las salas necesitan un buen aislamiento y, a la vez, una buena acústica en el interior. Y es complicado conseguir una buena proporción entre ambas cosas”.



El control 1 está enfocado a la grabación musical, con aproximadamente 40 m2 y un diseño non-environment. El concepto non-environment ha sido acuñado por el diseñador californiano Tom Hidley. El objetivo es que se escuchen los altavoces y no la sala. Normalmente, todas las salas tienen sonidos diferentes, pero una sala de control tiene que ser una referencia. Con el non-environment se pretende no hacer la sala demasiada sorda y, a la vez, escuchar los altavoces como en una sala muy absorbente.



Este control 1 está preparado para la grabación en directo de hasta 32 pistas simultáneas en sus dos habitaciones con acústicas diferentes. El sistema de monitores está compuesto por una pareja de monitores Reflexion Arts RA239M (primera pareja en el mundo), un diseño exclusivo de Philip Newell. La mesa analógica Audient ACS 8024 de 24 canales ofrece lo mejor del sonido analógico británico. Ambos equipos han sido suministrados por Reflexion Arts. El control del sistema de grabación se hace con Pro Tools HD2 directamente a través de una controladora Command 8 integrada. Todo ello acompañado de procesadores a su nivel (Lexicon, Bricasti…). Dos etapas Reflexion Arts Studio I y un crossover SX23 han sido fabricados exclusivamente para Reflexion Arts por la fábrica rusa Neva Audio.





La sala de grabación 1 es una sala de más de 40 m2y 3 m de altura, con una acústica viva y muy musical gracias a su diseño, perfecto para grabar baterías, guitarras acústicas y todo tipo de fuentes sonoras.



La sala de grabación 2 es una sala de 10 m2 que está conectada mediante una puerta de cristal al estudio 1, lo que permite la visibilidad e interacción entre los músicos en las dos habitaciones, así como con el control 1. La acústica de esta sala está mucho más controlada, para grabar fuentes donde se busque un carácter diferente, más cercano.



Siguiendo la visita al estudio, llegamos al control 2, diseñado por Philip Newell y Eliana Valdigem. Enfocado al trabajo de postproducción, está específicamente pensado para el trabajo en sonido surround 5.1 y todo lo que ello requiere.



Equipado con controladoras Euphonix y sistemas de grabación Nuendo y RME, permite un flexible y rápido trabajo que satisface las necesidades de los más exigentes.



Para terminar nuestra visita a los estudios, podemos ver el baño (con ducha) y el office con cocina para uso del estudio, para descansar y tomar algo entre tomas.



Aprendiendo

Nuestra siguiente parada es la zona de educación musical. Diez aulas con diferentes tamaño para diferentes propósitos, todas bañadas de una agradable luz natural y muy confortables por su aire acondicionado y renovación de aire. Están insonorizadas para permitir el estudio tranquilo en aulas colindantes.





El proyecto pedagógico de Traste Cero hace especial hincapié en el acercamiento de la música a todas las personas y a todas las edades con un enfoque lúdico. “Todo el mundo tiene una relación con la música, y en Traste Cero se ayuda a disfrutar de esa relación y a expresarnos y disfrutar con este medio”, dice su director.



Con esta filosofía, tienen tres áreas de actuación:



1. La iniciación musical, para todas las edades. Se practica desde la estimulación temprana para bebés, música y movimiento para alumnos de entre tres y ocho años, y la iniciación musical para adultos.



2. Aprendizaje de instrumento. Tanto a nivel personalizado amateur como con programas estructurados profesionales



3. Talleres musicales (música en comunidad). Estos talleres son una de las propuestas más originales de Traste Cero. El enfoque se basa en la community music (música en comunidad), un nuevo campo en la educación musical, nacido en Gran Bretaña, que es de interés universitario en toda Europa y Estados Unidos. Según www.soundsense.org: “la definición más simple es hacer música con la gente. Todo el mundo se ha movido por la música en algún momento de sus vidas. La música tiene la capacidad de comunicar, inspirar, excitar, motivar y expresar una amplia gama de sentimientos y experiencias. la música de la comunidad implica músicos que trabajan con la gente para que puedan disfrutar y participar activamente en la música. Esto puede ocurrir en cualquier lugar y con cualquier persona, porque una comunidad no tiene por qué ser de tipo geográfico. Puede ser un grupo de personas que comparten intereses comunes, experiencias o fondos.” En efecto, desde disco-forums (audiciones comentadas), talleres de filosofía y música, percusión, rimas, coros, jam sessions... la música en comunidad ayuda a disfrutar de la música de diferentes maneras adaptadas a cada uno. Desde el melómano que quiere conocer más sobre la historia de la música, o que desea poder cantar mejor, al instrumentista aficionado que puede mejorar sus coros en el grupo o afianzar mejor su sentido rítmico, hasta el músico profesional que simplemente quiere disfrutar con otras personas.



En resumen, nos encontramos ante una propuesta musical en la que podemos hallar todo lo necesario para aprender, mejorar, disfrutar, grabar... y vivir la música.

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec