Menu

The Killers. Tres continentes en cinco días.

25/05/2010

Todas las giras son agotadoras, pero cuando se trata de tocar en tres continentes diferentes en tan sólo cinco días al final de una larga gira, la cosa se complica.



A eso precisamente se enfrentó The Killers en su pasada gira en la que, tras tocar en diferentes puntos de Europa, Australia, Estados Unidos y Sudamérica, tuvieron que terminar actuando en Sudáfrica, Los Emiratos Árabes y EEUU en sólo cinco días.



Esto supuso en ejercicio logístico de gran envergadura en el que se necesitaron no menos de tres equipos de audio independientes, puesto que transportar cada uno de los sistemas a la otra punta del planeta y tenerlo listo en unos pocos días era casi imposible.



Capital Sound Hire proveyó a la banda del equipamiento sonoro en Europa y África, mientras que Delicate se encargó de los sistemas para América y Australia.



Dado que el ingeniero principal James Gebhard usaba una consola DiGiCo SD7 y el encargado Harm Schopman una D5, se necesitaban en total seis mesas de mezcla (dos por equipo).



“La gente piensa que The Killers son una sencilla banda de rock, pero en realidad necesitan algo así como 90 entradas en la mesa,” cuenta el director de proyecto de Capital Sound Paul Timmins. “Cada uno de los componentes tiene dos o tres amplificadores de guitarra, así que el ingeniero tiene que usar entradas independientes para casi todo.”



Tanto la SD7 como la D5 estuvieron alimentadas por dos racks cargados de etapas en cada concierto. Se utilizaron dos splitters de 48 vías para manejar con eficiencia el número de canales requerido.



En las primeras etapas de la gira, James llevaba algunos equipos de fuera, pero en los últimos conciertos, tanto él como Harm usaban únicamente las consolas internas.



“Tanto el grupo como el resto del personal han sido siempre muy precisos sobre la forma en la que querían tenerlo todo empaquetado, para poder llevarlo ellos mismos a los festivales – en la mayoría de los cuales han sido cabeza de cartel en los últimos dos años”, dice Paul. “Siempre tienen una agenda muy apretada, al punto de que a veces llegan sólo unos minutos antes del concierto, así que el embalaje es un factor muy importante para ahorrar tiempo”. Algo muy importante para unos rockeros que, por cierto, acaban de recibir el premio Pop Music de la ASCAP (American Society of Composers, Authors and Publishers), con el que han sido también galardones en ediciones previas grupos como The Strokes, Modest Mouse, Beastie Boys, Nine Inch Nails, Beck y Bjork.

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec