Menu

Un fenómeno llamado Thriller, el musical

19/10/2009

Desde hace tres años, mucho antes de la repentina desaparición de Michael Jackson, en el Reino Unido ya había una producción que veneraba al Rey del Pop. Si alguien duda del derecho de este hombre a ese trono, sólo tiene que fijarse en el éxito continuado del fenómeno que es Thriller, el musical.



El musical de Thriller se representa en un teatro del West End de Londres, la zona donde se encuentran los mejores teatros musicales de la ciudad, y también está en gira por todo el Reino Unido por cortesía de los promotores, Flying Music. Para la estrella emergente del diseño de sonido Chris Whybrow, todo esto ha sido una gran experiencia.



"El espectáculo se representa en el teatro Lyric", explica Whybrow. "Es un teatro de novecientos asientos y cuatro niveles para el público. Las gradas tienen la longitud completa, a pesar de que los tres anfiteatros (palcos, superior y galería) están muy inclinados, son poco profundos, por lo que no es de las salas más fáciles para un espectáculo con mucho SPL. Para cubrir adecuadamente y proporcionar a todo el público una reproducción de sonido completa, ya que, al fin y al cabo, se trata de un musical de Michael Jackson, he dividido los PA de la Serie Q de d&b audiotechnik por pares en cada nivel".



Whybrow, fan desde hace tiempo de los sistemas de altavoces d&b, trabaja con John Saunders Productions para que le suministren los sistemas de audio. "La primera vez que trabajamos con Chris fue en el diseño de otra producción de Flying Music, What a Feeling, hace un par de años", explica Saunders. "Ya nos habíamos fijado en su trabajo y nos había impresionado. Ha demostrado ser un diseñador genial".



Los que impresionó más a Saunders fue el planteamiento heterogéneo de Whybrow. "Tiene una gran sensibilidad por el entorno teatral, pero aporta un toque fresco de realismo de concierto al público". Por todo ello, el concepto de Whybrow es profesional y metódico. "Aunque los anfiteatros son poco profundos, también son bastante anchos, quince metros aproximadamente. El patrón de los Q está centrado ajustadamente y con la distancia puedo cubrir cada uno de los niveles sin poner energía en los laterales. La galería aún es más problemática: después de unas siete filas, el público ya no puede ver parte del escenario y, además, también pierde la línea de visión con el sistema PA, por lo que tenía que ajustar los retrasos de los EV S40. Me hubiera gustado el E0, pero siempre hay recortes presupuestarios en algún momento. No hay sonido surround y, para ser justos, con los niveles de presión SPL que hemos conseguido hubiera sido excesivo".



No sólo es en los niveles de presión en donde Whybrow rompe las convenciones. "Los cuatro subwoofers B2 de d&b que especifiqué son otro reconocimiento importante al estilo musical de Michael Jackson. Aquí no tratamos con música ligera, es una música fuerte y potente, con ritmos emotivos y con pasos de baile maravillosos, de manera que la línea de graves ha sido una de las áreas en las que he trabajado más. El Q-SUB es ideal para voces y otros instrumentos, pero los B2 me ofrecen un extra de potencia y graves: más alcance, más profundidad y un plus especial que no consigo con otros altavoces. El director musical, John Maher, y yo pasamos mucho tiempo en este desarrollo y los dos teníamos ideas muy sólidas sobre cómo tenía que ser ese sonido. Estudiamos los montajes de vídeo que se iban a usar y pasamos muchas horas coordinando instrumentos, sonidos de teclado, sonidos de batería y de guitarra... En fin, coordinando todos los sonidos que se ejecutan en el espectáculo del modo más similar posible a las versiones originales de las canciones".



Con la prolongación de las representaciones en el Lyric, superando las expectativas originales, la versión de gira ha vuelto a empezar con la gran influencia del diseño comprobado de Whybrow en la especificación del equipo. "De hecho, después de What a Feeling, he pasado a ser el director adjunto de sonido en la primera gira de Thriller. Por eso, después de diseñar el sonido para la representación del musical en el teatro, ahora he diseñado también la nueva versión de gira. He utilizado los mismos elementos principales de los altavoces de la Serie Q y subwoofers B2, y también hemos enviado el equipamiento volado completo de tres niveles que utilizamos aquí, así como estructuras voladas y motores para colgar como un auténtico arreglo. Es un sistema realmente versátil: un día podemos colgar todo el equipo en una sala de conciertos, al día siguiente lo dividimos en pares en un teatro pequeño y, al otro, formamos stacks sobre el suelo y volamos otros en el armazón de un teatro grande. Todo esto significa que podemos cubrir cualquier teatro del país de la misma manera que en el Lyric. Y eso es importante porque, donde la música es una parte tan integral de la experiencia general, en justicia no se podía hacer de otra manera. ¿Por qué el público de los teatros de ciudades pequeñas iba a tener una experiencia más pobre que el de Londres? Esa es la fuerza de Flying Music. Flying Music ha previsto seguir con esto durante años y, si siguen así, yo estaré con ellos".



Con el talento incuestionable de Michael Jackson y su contribución enorme a la industria pop, ahora llorada pero nuevamente bajo los focos, imaginamos que la afirmación final de Wybrow es mucho más que profética. ¡Cuidado, Las Vegas!

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec