Menu

Entrevistamos a Trevor Wilkinson, el creador del famoso hardware.

Trevor Wilkinson ISPMusicaQue tire la primera piedra aquel de vosotros que no haya contemplado en alguna ocasión la firma de este líder británico en alguna parte de sus guitarras. Puentes, pastillas, clavijeros… Y, por supuesto, guitarras en su integridad. Sí, me refiero al creador de las guitarras Fret-King de 100% producción inglesa, de algunos de los más suaves trémolos jamás construidos, de la cejuela de seis rodillos, en la que, grandes como Fender, han confiado: Mr. Trev Wilkinson.

Tratamos de tú a tú con aquel genio que un día ayudó a la población guitarrera mundial a mantener sus instrumentos afinados, y que hoy se ha convertido en una referencia y modelo a seguir, especialmente en materia de hardware.

Tras dar la bienvenida a nuestro veterano del mundillo, comenzamos una tertulia muy al estilo inglés: formal, pero muy fresca y agradable. Sólo ha faltado el té.

¿Qué te llevó a construir guitarras, y a qué edad empezaste?
Construí mi primera guitarra en la Escuela de Arte a la edad de 16 años.

¿Tuviste algún luthier o artista influyente en ello?
Peter Green, Jeff Beck y, por supuesto, Eric Clapton, fueron una gran inspiración para mí.

Los productos Wilkinson tienen una gran reputación y excelente calidad y fiabilidad, lo cual nos ha llevado a encontrarlos instalados en guitarras de media y alta gama. ¿A qué se ha debido la inclusión en guitarras de bajo coste ahora? Por otra parte, ¿por qué elegiste JHS para llevar a cabo el desarrollo?
Creemos que todo el mundo debería poder tener productos de buena calidad, en cualquier rango de precios. Wilkinson construyó su reputación ayudando a los guitarristas a mantener la afinación de sus instrumentos. Y la verdad, es que lo que necesitas para construir el hardware necesario para lograrlo, ¡no cuesta mucho más!

Algunos de los criterios que determinan el precio de las piezas es el país donde se desarrolla la mano de obra, y los costes laborales, los salarios. Puedes desarrollar un producto de gran calidad en un país con costes laborales más bajos, si sabes lo que tienes que decir a tus trabajadores, darles información detallada, los croquis, planos, etc., y realizar seguimientos en los controles de calidad. Ello hace que podamos tener la oportunidad de ofrecer a nuestros clientes, guitarristas, el acceso a un hardware más asequible y de mejor funcionamiento.

En cuanto a por qué JHS; no los elegimos nosotros, en verdad fueron ellos los que vieron la oportunidad de mejorar sus productos tratando con una empresa de diseño independiente. Fue una de las primeras compañías que comprobaron el beneficio que suponía emplear hardware Wilkinson en sus propias guitarras. Por ello, cuando su director, Dennis Drumm, me pidió asesoramiento en diseño de guitarras para ellos, vi una fantástica oportunidad de ayudar a los guitarristas, tanto principiantes como profesionales, a comprar el mejor instrumento posible para ellos.

Vemos en los modelos de guitarras Vintage de JHS los diseños más tradicionales, que cubren la mayoría de los estilos musicales. ¿Tienes intención de desarrollar nuevos diseños conjuntamente con JHS?
Siempre cuidamos todos los aspectos del diseño de las guitarras, tanto si se trata de estilos clásicos como contemporáneos. Lo que más nos preocupa con cualquier producto es que presente una buena relación calidad/precio, que funcionen correctamente y que operen debidamente en el terreno para el cual han sido diseñados.

Jamás desarrollaríamos una guitarra para satisfacer un estilo diferente si no funcionara y cuajara con el músico.

¿Tuviste dificultades en los comienzos?
Creo que todas las empresas tienen su parte de dificultad al principio, pero cuando crees en lo que haces, ¡las dificultades no parecen tantas!

Tenemos conocimiento de que intentaste negociar con Gibson durante los primeros años, pero finalmente lo lograste con Fender. ¿Es esto cierto? En tal caso, ¿qué ocurrió con Gibson? ¿Alguna disputa?
Ofrecimos los productos de la marca Wilkinson a todos aquellos vinculados a la industria vigente para comenzar, pero fue Fender quien mostró el mayor interés en la cejuela con rodillos Wilkinson Roller Nut, así que los consideramos el compañero ideal. Es cierto que tuvimos alguna contienda con Gibson, pero es demasiado largo y complicado de explicar para una entrevista corta, como la que nos atañe. Eso sí, todo terminó amistosamente. Hemos suministrado hardware a todas las principales constructoras de guitarras, incluyendo a Gibson.

¿Cómo fue trabajar con Fender? ¿Satisfecho con la plantilla y la administración?
Me involucré con Fender durante el comienzo de su renacimiento, a mediados de los 80, y el entusiasmo de su equipo de Investigación y Desarrollo por aquel entonces, que incluía a Dan Smith, estaba totalmente libre de burocracia. ¡Fue genial trabajar con ellos!

¿Tienes intención de diseñar y producir guitarras de mayor gama?
Creemos que ya producimos guitarras de gama alta en nuestras series Green Label, especialmente en la línea “Stvdio”. Sin embargo, ya he dicho en otras entrevistas que si no puedes construir una buena guitarra por 3000 libras, ¡no deberías hacerlo! ¡El desafío que contemplo y veo de mayor interés es construir una guitarra por unas 200 ó 300 libras! No importa cuánto cobres por una guitarra; ¡¡¡eso no significa necesariamente que vaya a ser buena!!! Creo que, incluso algunas de nuestras guitarras más costosas presentan buena relación calidad/precio, ¡y no son simplemente caras porque sí!

Pasemos ahora a tu concepto de pastilla electromagnética. ¿Qué tenías en mente la primera vez que diseñaste una pastilla?
Supongo que hice lo que cualquier otro hizo en esta industria; observé las clásicas pastillas que podías encontrar en las primeras guitarras: Teles, Les Pauls, Stratos, etc. Entonces intenté comprender la manera de construir dichas pastillas, y el porqué del sonido que generaban.

A tu parecer, ¿qué características debería tener una buena pastilla, sin importar el estilo para el que esté diseñada?
El sonido de una pastilla es algo muy subjetivo y propio de cada uno. Pienso que el factor más importante de una pastilla es el tono que produce. No obstante, la manera en que cada uno traduce el concepto de “tono” es muy personal, y realmente difícil de cuantificar.

¿Tienes intención de crear pastillas de alta ganancia, orientadas a estilos musicales más duros?
Teniendo una gama relativamente pequeña de pastillas de orientación específica, creo que ya ofrecemos pastillas para cubrir todos los estilos musicales.

¿Crees que las compañías de guitarras están actualmente abaratando costes y reduciendo calidades, en cuanto a elegir las pastillas adecuadas para completar su electrónica? ¿Y respecto al hardware?
Construir guitarras es como muchas cosas en otras industrias. Puedes producir centrándote en el precio, o bien en la calidad. La realidad estriba en que la diferencia entre componentes no siempre se reduce a una cuestión de coste, sino de especificaciones. La mayoría de las principales firmas están tratando de construir mejores guitarras, pero Vintage de JHS son los que marcan tendencia cuando se trata de seleccionar las pastillas y hardware de mejor calidad, y está demostrando ser de gran éxito para ellos. Por este motivo, muchos de sus competidores están realizando lo mismo, y ello hace que todo sea más sencillo y mejor para el guitarrista, especialmente para el novicio.

A propósito, ¿tus pastillas compiten con las que actualmente circulan por el mercado, o se trata de un nuevo concepto cuyas características habían sido desconocidas hasta hoy para todos?
Muchos han intentado desarrollar pastillas para lograr nuevos sonidos, mediante el uso de materiales alternativos; pero en mi experiencia son muy pocos, y en esos casos, han tenido éxito en este ámbito.

Tenemos entendido que has estrechado lazos personales con Seth Lover para desarrollar el modelo de pastilla WVC. ¿Realmente esta pastilla presenta las mismas características y materiales que la PAF original?
Sí, la pastilla WVC coincide con la PAF original. Conocí a Seth hace muchos años. Vino a visitarme a mi fábrica en el sur de California. Había comprado una máquina de entorchado idéntica a la que él empleó para construir las humbuckers primitivas y quería verla. Me contó toda la historia que había tras estas míticas pastillas, cómo las diseñó y cómo se procedía para fabricarlas en la máquina que tenía. Fue fascinante. Antes de irse, le pregunté si podía contarme cómo crear una PAF “auténtica”, y para mi sorpresa, me dio toda la información que necesitaba para crear la réplica más precisa posible, que ahora es la pastilla WVC, la cual incluye la parte más importante y costosa: la cubierta y la placa trasera, fabricadas con plata niquelada sólida.

¿Hay más compañías, aparte de JHS, cuyos instrumentos montan actualmente pastillas Wilkinson?
¡Sí, muchas! ¡Demasiadas para hacer una lista!

En cuanto a puentes de guitarras, uno de tus diseños más aclamados es el del trémolo con bordes afilados, para mayor precisión. Pero un producto exitoso a menudo conlleva a que la competencia trate de imitar la maestría de un creador. ¿Alguna vez te has visto forzado a iniciar pleitos y acciones legales para proteger tus diseños y forzar a otras compañías a respetarlos?
No.

¿Algún endorser añejo de Wilkinson?
De nuevo, ¡en verdad hay demasiados para listarlos! Hay muchos guitarristas profesionales que emplean guitarras equipadas con nuestro hardware, pero creo que una de mis mayores ilusiones fue cuando Jeff Beck decidió usar la cejuela de rodillos Wilkinson Roller Nut en sus guitarras, ¡¡¡y todavía la utiliza hoy!!!

¿Qué puedes decirnos sobre las guitarras Fret King? Las guitarras de línea Green Label están fabricadas en talleres locales en Reino Unido, ¿no es así? ¿Cuál es la diferencia entre el concepto de guitarra Fret King y el de Vintage?
Sí, las Green Label se fabrican aquí, en mis talleres, por un pequeño grupo de dedicados y veteranos constructores. Usamos solamente los mejores materiales y componentes disponibles, que son seleccionados meticulosamente, según su calidad y consistencia. Las guitarras son acabadas y puestas a punto a un elevadísimo nivel, con muchísima atención puesta en el tacto, los trastes, la acción, etc.

Casi todo músico entiende por Wilkinson una empresa que produce hardware y pastillas. Sin embargo, has logrado crear tu propia línea de guitarras. ¿Qué te ha llevado a crear guitarras, y no sólo pastillas y hardware? Es más, ¿por qué ahora?
En respuesta a tu primera pregunta, cuando construí mi primera guitarra, a finales de los 60, se forjó y mantuvo mi deseo, desde entonces, de crear una guitarra completa.

¡Fret-King, Vintage, Italia y otras marcas para las que he diseñado me lo han permitido!

¿Dónde se ensamblan las guitarras? ¿De dónde proceden las materias primas (madera, metal, etc.)?
Las Green Label se montan aquí, en el Reino Unido. Las Blue Label se construyen en una pequeña fábrica en Corea, en la que he trabajado durante más de 14 años. Es casi como tener mi propio taller Custom Shop.

Los productos Vintage se construyen en varias fábricas asiáticas que hemos seleccionado para ensamblar las guitarras, de acuerdo con el estándar que requerimos. Las maderas proceden de los mismos bosques estadounidenses, canadienses, indios y africanos que han suministrado la madera para guitarras desde el principio de los tiempos. Además, algunas de las zonas donde construimos reciben, en pequeñas cantidades, maderas autóctonas.

¿Alguna vez has trabajado de la mano de otra empresa de componentes para guitarras, a fin de investigar nuevas tecnologías, o trabajar de forma cooperada para producir productos conjuntos?
Mantengo muchos lazos con empresas productoras de piezas para guitarras por todo el mundo, pero todos mis productos son diseñados por mi compañía, y construidos de acuerdo a nuestras especificaciones.

Si te lo ofrecieran, ¿apoyarías y tratarías con algún otro de los principales fabricantes de guitarras, hoy día?
Creo que ya damos soporte a muchas firmas, ¡pues compran y utilizan nuestro hardware Wilkinson! Nuestra pericia está preparada a los clientes, sean nuevos o preexistentes, para asesorarles y ayudarles a elegir el mejor producto para sus instrumentos.


Agradecemos enormemente la colaboración de esta eminencia musical. Pese a haber sido una entrevista corta, ha quedado claro que todas las empresas constructoras de instrumentos envejecen como el vino: unas se convierten en vinagre y otras mejoran. Pero nuestro invitado, por fortuna, y gracias a su excelente visión como músico, constructor y empresario, ha demostrado ser de los que mejoran con los años, ofreciendo productos cuya calidad, a este precio, resulta muy difícil encontrar en otras firmas.

Con nosotros se ha mostrado amigable, condescendiente, abierto de mente y educado. Lo dicho, sólo faltaba el té.

¿Lo único que lamentamos? No haber podido disponer de las 100 páginas este mes para alimentarnos de la experiencia de este gigante inglés. Y es que, con figuras veteranas como la que nos atañe, nuestra sed de sabiduría no parece conocer saciedad.

Ha añadido una nota personal: vamos a ser invitados a sus talleres en Inglaterra. Con la emoción en el cuerpo, y la respiración cortada, volvemos agradecer este gesto que, sin duda, dará que hablar, y se plasmará en un futuro número ISP, con un reportaje especial dedicado a la inminente visita a la fábrica de Mr. Wilkinson. ¡Atentos a las noticias!

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec