Menu

Max Sunyer, sabio guitarra del círculo jazz catalán.

Max-Sunyer-ISPMusica

 Ampliando nuestros puntos de vista sobre los instrumentos, decidimos invitar a un experimentado guitarrista, de entre los cuales algunos ya intentábamos aprender con nuestras primeras guitarras eléctricas, Max Sunyer, del cual sobran más calificativos y quien amablemente ha aceptado nuestra tertulia y comunicación hacia todos vosotros con gran amabilidad y cortesía. Así pues y ante todo muchas gracias, Max, por tu participación. Nuestro especial de amplificación viene este mes con una impresionante cartera de guitarristas, los cuales abarcáis muy diferentes estilos, orígenes, ramas de aprendizaje y evolución. Creo que esto sin duda es rico para todos nosotros, ya que podemos “beber” la experiencia en la guitarra desde variados y siempre profesionales puntos de vista.
Estimado Max, muchos de nuestros lectores trabajan por mejorar y esculpir lo que en el futuro será su estilo en la guitarra; así, estoy seguro de que agradecerán tus comentarios y experiencias como un manjar del que nada ha de desaprovecharse.

¿Cómo y cuándo empezaste en esto?
Mi primer contacto con la música fue cuando tenía 6 años –mi padre es músico y me enseñó solfeo y violín hasta los 10 años-, y con la guitarra en 1963. Montamos una banda con tres miembros del grupo de amigos del barrio. Yo empecé con una guitarra española de mi abuelo que mis padres guardaban en el pueblo, un método muy simple de Joaquim Llobet, un tocadiscos portátil de maleta, mucho oído, bastante paciencia y voluntad férrea. A finales de 1964, mis padres me regalaron mi primera guitarra eléctrica, una Framus maciza de 3 pickups –que por cierto aún conservo. La conectaba a mi primer ampli, una radio de válvulas readaptada. El grupo se llamaba LOS TUMBLERS.

Para todos aquellos guitarristas que sufren la dificultad de abrirse camino profesionalmente, ¿cuál sería tu recomendación?
Mucha paciencia y tesón, así como la mejor preparación posible, pasión, intensidad, seriedad y honestidad.Uno debe marcarse una meta y sacrificar todo por ella.

Como guitarrista, ¿cuál ha sido tu trayectoria en tus trabajos discográficos y musicalmente, hacia dónde te está llevando tu evolución personal y profesional?
Discográficamente y dejando aparte los discos de juventud, se pueden observar dos vertientes: una es la de los grupos de los que he formado parte, y la otra los discos en los que he hecho lo que he querido a todos los niveles –composición, arreglos, producción, intérpretes, etc. Tal vez estos sean los más representativos, pero en todo lo que he grabado siempre procuré ser muy personal.
Musicalmente, he procurado siempre tener un lenguaje personal que satisfaga mis deseos de comunicación y que logre expresar de manera inteligible lo que quiero transmitir. Esto implica un contínuo esfuerzo tanto a nivel de estudio como de síntesis y análisis, una profunda introspección. La profesión tiene que gustarle mucho a uno para seguir, pues es bastante duro el camino.
Mi evolución personal me lleva a un estado desconocido que siempre quise alcanzar sin saber lo que era, un estado con muchísima experiencia y la sorpresa de ver cosas nuevas a diario. Me siento maduro e infantil al mismo tiempo. Esto también es válido para el aspecto profesional. Tal vez aquí es donde veo más claro mi futuro: soy feliz cuando puedo y logro transportar al público al universo particular que invento en cada concierto o en la música que grabo.

En cuanto a equipo...
Guitarras: Gibson L-5 –con un pickup Gibson Jazz flotante-, e IBANEZ GB-20 -cambié el pickup flotante original por un Bartolini también flotante-, con cuerdas de entorchado liso –011 a 052-, para un sonido cálido; GIBSON LES PAUL ELEGANT con cuerdas roundwound –010 a 038-, para casi todo. Utilizo también una guitarra bellísima –de caja estrecha, un cutaway redondeado, con bloque central y un pickup humbacking Bartolini-,que me construyó el luthier y guitarrista Rafael Bazaga según mis instrucciones, así como una YAMAHA AES1500, ambas con cuerdas como la Elegant.
Como acústicas, uso una OVATION ANNIVERSARY 1992 –electrificada, caja semiestrecha-, con cuerdas de phosphor-bronze 011 a 050, una española electrificada RAMIREZ C-86 MARCEL DADI –espléndida-, y una REPISO tipo Selmer Maccaferri que me construyó –durante 5 años-, el malogrado luthier argentino afincado en Mallorca.
Amplificadores: Fender DE VILLE (60 W), Mesa Boogie Mark III (100-60 W), Mesa Boogie Caliper 20+ (20 W) y GALIEN-KRUEGEN 206 (60+60 W).
Como efectos utilizo siempre ZOOM 507 y ZOOM 9050-S, así como el E-BOW. En el estudio uso un previo SANSAMP.

¿Qué buscas en una guitarra eléctrica y cuál es la última guitarra con la que estás trabajando de forma más persistente?
Busco sentirme bien con ella, que exprese exactamente lo que pretendo, sentirla como una prolongación de mí mismo. Naturalmente, esto implica una construcción perfecta en lo posible, la máxima fiabilidad de todos sus componentes.
Últimamente trabajo con las dos Gibson.

¿Y en una acústica?
Lo mismo más muchos armónicos y la máxima resonancia del instrumento, siempre en un registro mórbido –no me gustan los agudos-, también volumen.

Por lo que respecta a amplificación, ¿qué le pides a un ampli y cuáles son tus consejos para aquellos músicos que en la actualidad intenten definir qué tipo de amplificador es mejor para su interpretación?
Un ampli tiene que ser la prolongación de tu guitarra, debe ser ligero, potente sin pasarse –a mí me basta con 50 W-, duro y no hace falta que sea muy versátil, mejor a válvulas.
Mi consejo es que prueben bien los que quieran adquirir, no sólo en la tienda, sino en distintos espacios, pues un mismo ampli suena muy distinto según el recinto. Tal vez es mejor un primer ampli versátil, para poder experimentar y buscar lo que uno quiere.

Haciendo ya un repaso final en cuanto a equipo, ¿cuáles son tus efectos predilectos?
E-Bow, Reverb, Delay, Chorus, Overdrive.

¿El sonido, a través de guitarra, efectos y amplificación hacen el estilo o el estilo es independiente a tu sonido ?
El sonido puede o no formar parte del estilo, pero no lo hace. Se puede hacer un tema de jazz con sonido rockero o un rock con sonido jazzy. Son independientes aunque acostumbremos a relacionarlos.

¿Prefieres estudio o directo ?
Directo, aunque el estudio es interesantísimo.

¿Qué guitarristas nacionales o internacionales te parecen destacables?
Españoles, Jordi Bonell, Vicens Solsona, Dani Pérez, Ximo Tébar, Joan Bibiloni y un largo etcétera de presentes y ausentes.
Internacionales, Metheny, MacLaughlin, Stern, Pat Martino, Tuck Andrews, Jim Hall y otro largo etcétera de presentes y ausentes.

¿Cuáles son tus proyectos discográficos/estudio u otros más inminentes?
Un disco con el Max Sunyer Trío –con Benavent y Niebla-, otro con Pegasus y uno más con las fabulosas Guitarras Mestizas.

Como al resto de los músicos que entregan gran parte de su vida a la guitarra, te mostramos nuestro respeto, afinidad y te agradecemos nuevamente tu presencia hoy en ISP Música. Gracias a Max Sunyer.

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec