Menu

Una serie artesanal

20/04/2008

Pasado el cuarto de siglo, la Serie L ha sido objeto de una gran revisión que ha provocado la fabricación de los 16 nuevos modelos. En el rediseño de la serie, los maestros artesanos de Yamaha han fabricado instrumentos que entregan una robusta respuesta low-end incluso cuando se utilizan cuerdas ligeras. (Los modelos de la serie 6 y 16 son los únicos que no están fabricadas a mano). La nueva serie L satisface una excelente capacidad de ejecución, con calidad y un sonido único.



“Cada uno de estos instrumentos es un trabajo hecho con cariño. Esto se muestra en la selección de materiales, la artesanía, el acabado de laca, en la calidad y el tono. Simplemente los mejores instrumentos que Yamaha ofrece”, aseguran desde la marca.



Todas las guitarras de la Serie L se benefician de un nuevo diseño non-scalloped de abrazaderas que ofrece un tono denso y bien enfocado. Los modelos 36 y 26 añaden además un diseño cuadrado de abrazaderas que utiliza abrazaderas laterales para conectar la más cercana a la salida de sonido de la parte superior, a su abrazadera opuesta por detrás. Este arreglo transmite la resonancia de las cuerdas a la parte trasera de forma mucho más rápida, haciendo que todo el instrumento suene con una respuesta de bajo.



Existen tres tipos de guitarra dentro de la serie: las LL, de tamaño natural; LS, de pequeño tamaño; y LJ, de auditorio. Cada uno de estos modelos de cuerpo está representado en cada clase, permitiendo elegir el instrumento que satisface las necesidades que por sonido, estilo y precio, tiene el músico.



Entre sus características comunes, los cortes venecianos ofrecen el acceso a los trastes superiores, añadiendo belleza a estos instrumentos. Los puentes de todas las guitarras nuevas de la serie L ofrecen más masa en conjunto que sus predecesoras, para entregar un tono mayor de estos instrumentos. Sus diseños tienen líneas y bordes suaves para mantener la superficie de toque descargada.



Los sintonizadores de cobre de estilo vintage que se encuentran en los modelos 26 presentan estos instrumentos con una apariencia clásica.



El diseño de mástil de los modelos 36 y 26 son tallados de un único bloque laminado con dos capas de padauk (una madera sumamente dura usada para láminas de marimba) intercalado entre tres capas de caoba. Este diseño crea un mástil excepcionalmente fuerte y estable para aquellos intérpretes que prefieren baja la altura de las cuerdas. Los modelos 16 y 6 utilizan un diseño similar de tres capas de palisandro entre dos capas de caoba.

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec