Logo

De expertos en redes, audio e informática

26/02/2008

Para quienes todavía no lo sepan, AVION forma parte del portafolio de marcas de la división de audio de Earpro desde finales del año pasado. Se trata de una empresa norteamericana, con sede en Filadelfia, que fue fundada en 2002 por un grupo de ingenieros y diseñadores altamente motivados para el desarrollo de nuevos productos y con muchos años de experiencia en el sector MI y en el del Audio Profesional. Entre ellos se encontraban parte de los creadores de las Soundblaster. Son, por tanto,

expertos en Redes, Audio e Informática.



Los productos AVIOM soportan dos versiones de A-Net (un protocolo propietario para el transporte de audio en redes, basado en capas físicas de Ethernet y que utiliza el mismo cableado que el que se usa en informática para la transmisión de datos en redes). Por tanto, ofrece dos líneas de producto basadas en la misma tecnología. Por un lado, la Serie Pro16, que nos permite transmitir sin compresión y con calidad digital hasta 64 canales de audio bidireccional totalmente balanceados; por otro, la Serie Pro64, con hasta 128 canales.



La Serie Pro16 está optimizada para la distribución de audio punto a punto, tan rápida y discretamente como sea posible. La latencia total, incluyendo las conversiones analógico/digital y digital/analógico es de tan sólo 580 micro-segundos, incluso cuando varias unidades están conectadas en cascada entre ellas. Esta velocidad y eficiencia en la transmisión del audio han hecho que el sistema de monitorización y mezcla personal para

directo y estudio de la Serie Pro16 (en el que los músicos pueden crearse su propia mezcla de forma personalizada, mezclando hasta 16 canales) se haya convertido en un estándar internacional en menos de 5 años. Así no es de extrañar que mesas digitales de

Soundcraft, DigiCo o Yamaha dispongan ya de módulos de 16 buses de salida para esta aplicación.



Toda la gama de productos de la Serie Pro16 ha sido diseñada para que su manejo resulte realmente sencillo, sin necesidad de realizar complicados ajustes ni de configurar ningún software. No es necesario un ordenador: son realmente “plug-and-play”. Incluso con esta sencillez, esta tecnología permite comunicación bidireccional, por lo que ofrece la posibilidad de crear sistemas más complejos en aplicaciones que requieran distribución de audio. ¿Un ejemplo?: Mangueras multipar digitales, con configuraciones de hasta 32x32 ó 48x16 y con la posibilidad de extender estos sistemas tantas veces como sea necesario (para FOH, monitores, unidad móvil de grabación, etc., etc. ). Y con los nuevos módulos AV-M8 y AV-P2 se pueden dar soluciones también en la instalación.



La Serie Pro64 dispone de una tecnología mucho más sofisticada. Ha sido diseñada para crear sistemas mucho más complejos y flexibles, de hasta 64x64 canales. Mantiene la velocidad y sencillez de la Serie Pro16, pero en este caso la red no está limitada a un sistema punto a punto y, además, permite el control remoto de todo el sistema, tanto de la configuración como del control de previos.



Si la comparamos con Ethernet, la Serie Pro64 ofrece una mayor flexibilidad en cuanto a opciones de reloj: cualquier aparato de la red puede ejercer de reloj master y el sistema puede ir sincronizado a cualquiera externo, e incluso puede operar fácilmente con otros sistemas digitales, como por ejemplo su sincronización con una mesa digital. Es en esta serie donde las ventajas del protocolo A-Net son más visibles. Una muestra son las prácticamente nulas variaciones de reloj (jitter) a medida que se van interconectando unidades. Podríamos llegar a conectar hasta 10.000 sin ningún problema de jitter, puesto que no existe acumulación de variaciones de reloj en la retransmisión entre unidades, o la posibilidad de soportar hasta tres frecuencias de muestreo variables, sin necesidad de utilizar conversores.



Esta serie no impone ningún tipo de restricción en el diseño de la topología de la red. Cualquier entrada de audio puede ser recibida en cualquier unidad que esté conectada a ella, sin importar si se conecta en serie, en paralelo o como una combinación de ambas. Tampoco importa la cantidad de unidades conectadas a la red: sólo es necesario configurar qué canal se quiere recibir en cada canal de una unidad de salida. El A-Net Pro64 es siempre bidireccional.



Incluye el revolucionario VDC Virtual Data y otros 14 canales de control de datos para difundir MIDI, RS232, RS422, y GPI/GPO en la misma red. Esto nos permite utilizarlo en una infinidad de aplicaciones audiovisuales, desde puntos de información hasta museos o exposiciones, por mencionar algunas. Además, con el Hub Merger de fibra se puede separar un módulo de otro a una distancia máxima de hasta 80 km y mezclar sistemas de ambas series (Pro64 y Pro16) utilizando la interfaz ASI-Ane.

Revista ISP Música ®