Menu

Del Experimento de Tensión Líquida, al Teatro de los Sueños: Homenaje a John Petrucci

11/12/2007

Magnífico, brillante, excepcional… No hay suficientes calificativos para definirlo. Notable alumno de la Berklee College Of Music y referencia para todo guitarrista contemporáneo a escala mundial, John Petrucci ha estado de gira presentando en la Piel de Toro (donde reconoce que siempre es increíblemente bien acogido) junto a, cómo no, sus incondicionales Dream Theater, Systematic Chaos, el último álbum del grupo.



Al igual que sucedió con Vai durante el estío, este mes presentamos un resumen de la dilatada experiencia del que, casi con toda seguridad, es el líder de la guitarra en el panorama del rock progresivo.



EL NACIMIENTO DE UN VIRTUOSO

Con sólo ocho años comenzó el interés de Petrucci por la guitarra, debido al ambiente familiar de músicos en que se crió; especialmente por sus hermanos, quienes tocaban el piano, el bajo y el clarinete. No obstante, John escogió la guitarra por el entorno social en que vivía, ya que la gran mayoría de la juventud del vecindario la tocaba, y en principio lo percibió como un entretenimiento. Su hermana influyó notoriamente en él, desde que John averiguara que a ella se le permitía permanecer despierta hasta más tarde por la noche para estudiar piano.



No obstante, al principio todo desembocó en fracaso, y John pronto perdió el interés por la guitarra, la cual volvería a colgar, convirtiéndose ello en una circunstancia pasajera de su vida.



Ni idea tenía por entonces, de que tal instrumento iba a convertirse en su vida, y menos aún situarlo en la vanguardia de guitarristas contemporáneos de élite.



Cuatro años hicieron falta desde entonces para que el interés de la guitarra volviera a Petrucci, ya que su amigo de la infancia, Kevin Moore, le invitó a formar parte de la banda en que él actuaba.



Ardiendo en deseos de convertirse en músico, pronto percibió un interés por las que fueron sus influencias más tempranas: Yngwie Malmsteen, Randy Rhoads, Iron Maiden, Stevie Ray Vaughan, Yes y Rush.



No obstante, y a falta de una mayor precisión técnica, su cauce mental fue pronto invadido por leyendas, como Steve Vai, Steve Morse (su favorito), Steve Ray Vaughan, Steve Howe, Al Di Meola, Allan Holdsworth y Alex Lifeson (habitualmente, se refería a ellos como los Steve’s, y los Al’s, debido a la casualidad de que sus nombres de pila coincidieran).



Con doce años entonces inició su educación musical, con una clase de música teórica que tomó en el instituto. Desde entonces, comenzó un proceso autodidacta de aprendizaje con la guitarra, que culminaría, tras los años, con su ingreso en la Berklee College of Music (donde estudió composición de jazz y armonía) de Boston, junto a su amigo de la infancia John Myung (quien se convertiría en bajista permanente de Dream Theater y acordó con Petrucci el estudio diario de seis horas con sus respectivos instrumentos). Allí conocieron a un estudiante de batería, Mike Portnoy.



Viendo la posibilidad de formar un grupo interesante, Petrucci y Myung, tras convencer en dos días a Portnoy para convertirse en integrante de la banda, propusieron a Kevin Moore (también amigo de la infancia de Myung) su ingreso en el grupo como teclista. Aceptó de buen grado, y tras reclutar a Chris Collins, surgió Majesty, que se consolidaría, en septiembre de 1985, como Dream Theater. Posteriormente, y dos sustituciones de cantante y teclista, el grupo se ha mantenido estable con la formación desde que James LaBrie se unió como vocalista en 1991 y el gran Jordan Rudess al teclado en 1999, año a partir del cual Petrucci se convirtió, junto a Portnoy, en el productor de los álbumes grabados por la banda.



ESTILO

Aunque las influencias musicales de Petrucci hayan sido fundamentalmente de rock y metal, resulta difícil clasificar su sonido dentro de un estilo musical específico, dentro de los géneros establecidos hasta su auge. Si bien no llegó a concluir sus estudios en la Berklee College of Music, hay una clara influencia del jazz y preferencia por el empleo de escalas y compases muy poco corrientes (5/4, 5/8, 7/4, 7/8) en sus composiciones, así como frecuentes variaciones de los tempos. Ello puede contemplarse en muchas de sus composiciones, tanto con Dream Theater como con otros proyectos. Los cambios de tempos y compases que concibe el guitarrista son sencillamente espectaculares.



Con respecto a la técnica, ha sido una de las virtudes más aclamadas de Petrucci; no sólo por la perfecta ejecución, sino por estructurar adecuadamente diferentes técnicas a lo largo de sus composiciones, desembocando en bellos y melódicos temas. Ello, combinado con su prodigioso conocimiento de la armonía, desemboca en un guitarrista que se ha convertido en uno de los integrantes del cuadro de virtuosos que los músicos aprendices de guitarra deberán considerar inevitablemente como referencia, y obligatoriamente si cultivan un estilo similar.



Su dedicación es especialmente notoria en fragmentos de escalas, ligato, desplazamientos de octavas, sweep picking y, en general, todas las técnicas, herencia de grupos clásicos del rock progresivo de los setenta, sobre los que se cimienta el estilo de Dream Theater: Yes, King Crimsom, y Rush.



En cuanto a la velocidad, si bien es tan melódico como rápido, no parece que sea su principal objetivo. Como músico versátil, serio y dedicado destaca en cualquier terreno, incluyendo las baladas (Wishful Thinking, de su disco en solitario “Suspended Animation”, entre otras).



En líneas generales, se trata de un modelo que seguir, versátil, con personalidad musical y gran carisma.



A mi juicio esto es un hecho muy importante, pues me desagradan aquellos guitarristas que se dejan llevar exclusivamente por el constante recorrido del diapasón como una centella, ya que tocando lento se perciben cualidades de un guitarrista imposibles de considerar a elevadas velocidades ¿Recordáis aquel video instructor de Malmsteen, en el que interpretaba una pieza de “blues”, que más bien parecía el solo de un tema heavy? Pues eso.



Con todo, el cocktail que Petrucci mezcla entre riqueza musical, investigación de los atributos de las composiciones, técnica, velocidad y esa exquisita fusión entre el metal y atributos del jazz, son los cimientos sobre los que se ha construido un rascacielos guitarrero contemporáneo, llamado Metal Progresivo. Y no parece que vaya a derrumbarse.



PROYECTOS PARALELOS A DREAM THEATER

El otro gran proyecto de John: “Liquid Tension Experiment”. ¿Cómo íbamos a olvidarnos de él? Concebido a finales de 1996 a petición de la discográfica Magna Carta para Portnoy, en la que le propusieron la formación de una banda constituida por grandes talentos del rock progresivo, en la que se incluía Petrucci, y que grabó dos discos: “Liquid Tension Experiment” y “Liquid Tension Experiment 2”.



En segundo lugar, y no menos importante: el proyecto G3, junto a nada menos que Joe Satriani y Steve Vai (2001, 2005, 2006 y 2007 –dos veces, la segunda con Paul Gilbert, reemplazando a Vai-). Tal ha sido su éxito, que ha llegado a ser el guitarrista más solicitado para desarrollar esta gira de carácter anual.



Por otra parte, como se ha citado anteriormente, grabó un disco en solitario: “Suspended Animation”. Un sensacional álbum compuesto por ocho excelentes temas instrumentales, con todo lo que se puede esperar de Petrucci, en todos los sentidos.



Aspectos importantes de la vida de Petrucci como músico son las master class’ y clinics que desarrolla a lo largo de todo el planeta. Se trata de eventos didácticos, a menudo organizados por las firmas de los instrumentos y dispositivos que el guitarrista emplea (por ejemplo, Ibanez), o bien como actividad voluntaria tras lanzar un nuevo disco, desarrollo de conciertos en fechas próximas, etc. Su seriedad, condescendencia y facilidad para transmitir conceptos le hacen muy solicitado a la hora de desarrollar este tipo de acontecimientos.



Por último, cabe destacar que fue contratado para componer dos pistas de la banda sonora de un juego de la desaparecida Sega Saturn, consola a la cual el guitarrista se confesó aficionado.



DISCOGRAFÍA

La discografía de John Petrucci, ordenada cronológicamente, en sus distintos grupos, proyectos, o en solitario, son las siguientes:



Dream Theater - "When Dream And Day Unite" (1989)

Dream Theater - "Images & Words" (1992)

Dream Theater - "Live At The Marquee" (1993)

Dream Theater - "Awake" (1994)

Dream Theater - "A Change Of Seasons" (1995)

Working Man - "Rush Tribute" (1996)

Dragon Attack - "A Tribute To Queen" (1997)

Dream Theater - "Falling Into infinity" (1997)

“Liquid Tension Experiment” (1998)

Explorers Club - "Age Of Impact" (1998)

Dream Theater - "Once in a LIVEtime" (1998)

Jon Finn Group - "Wicked" (1998)

Liquid Tension Experiment 2 (1999)

Dream Theater - "Scenes From a Memory" (1999)

An Evening With John Petrucci & Jordan Rudess (2000)

Jordan Rudess - "Feeding The Wheel" (2001)

Dream Theater - "Live Scenes From New York" (2001)

Dream Theater - "Six Degrees Of Inner Turbulence" (2002)

Dream Theater - "Train of Thought" (2003)

Dream Theater - "Live At Budokan" (2004)

John Petrucci - "Suspended Animation" (2005)

Dream Theater - "Octavarium" (2005)

G3 - "Live in Tokyo" (2005)

Derek Sherinian - "Blood Of The Snake" (2006)

Dream Theater - "Score" (2006)

Marty Friedman - "Loudspeaker" (2006)

Dream Theater - "Systematic Chaos" (2007)

Derek Sherinian - "Blood Of The Snake" (2006)

Dream Theater - "Score" (2006)

Marty Friedman - "Loudspeaker" (2006)

Dream Theater - "Systematic Chaos" (2007)



Del mismo modo, ha publicado videos didácticos sobre sus técnicas de guitarra, su estilo, así como conciertos con sus grupos y clinics.



MODELOS SIGNATURE: IBANEZ Y TRANSICIÓN A MUSIC MAN

Como era de esperar, un músico de la talla de Petrucci, tarde o temprano iba a ser objeto de codicia por los fabricantes de guitarras de mayor renombre.



En efecto, durante la grabación con Dream Theater del álbum “Images & Words” (disco que supuso para el grupo la catapulta al éxito y el reconocimiento mundial de Petrucci como virtuoso) en 1992 representantes de Ibanez se citaron con el guitarrista, a fin de proponerle algunas guitarras basadas en su serie RG Custom, y tras una intensa colaboración con la empresa, Ibanez desarrolló para Petrucci su modelo Signature: una guitarra muy versátil y potente, de prodigiosa calidad, basada en la citada RG Custom. Su electrónica se basaba en, como era casi de esperar en Ibanez, pastillas DiMarzio, concretamente la humbucker Air Norton (mástil) y la humbucker Fred (puente). Si bien tienen una ganancia y salida considerable, sus imanes Alnico V ofrecían un sonido cálido, perfecto para complementar ese tono “jazz-chorus”, tan del gusto de Petrucci.



Dicho modelo, en distintos acabados, se puso a la venta para el público (series JPM), con las mismas especificaciones técnicas (al menos, teóricamente).



No obstante, y hasta el año 2000 inclusive, se lanzaron modelos Signature con diseños similares, aunque con diferentes pastillas, ya que también incorporaban la DiMarzio Steve’s Special en la posición del puente.



Merece la pena destacar que, a fin de experimentar sonidos distintos, durante la grabación de Awake con Dream Theater empleó su Ibanez de siete cuerdas, lo que explica el tono más “pesado” en los temas de dicho álbum.



Durante ese año Petrucci cambió de proveedor, y ha permanecido desde entonces con Ernie Ball, quién fabricó para él el Music Man Signature John Petrucci. Novedades vinculadas a la comodidad, como el diseño ergonómico del cuerpo, de forma que el brazo atacante descansa sobre la guitarra, o el puente cubierto de una placa lisa (a fin de apoyar la palma de la mano sin tropezar con las piezas), hicieron las delicias del guitarrista. Ni que decir tiene que también se desarrollaron modelos signature de siete cuerdas.



Desde entonces se han ido añadiendo mejoras al modelo signature de Music Man (recientemente se ha producido un nuevo modelo), en función de las especificaciones y necesidades del guitarrista. Han variado especialmente los acabados y la electrónica, de modo que por sus guitarras han pasado las pastillas (todas DiMarzio): Virtual PAF, Virtual Hot PAF, Virtual Hot T, D Sonic y D Sonic 7 (siete cuerdas) –estas últimas, con imanes de acero y ganancia muy elevada, que roza los 400 mV, además de estar diseñada para soportar afinaciones alternativas más graves con mayor eficiencia-.



UN EQUIPO A LA MEDIDA

Petrucci siempre ha sido un devoto de los Mesa Boogie, en lo que respecta a la amplificación. Durante su carrera, ha empleado los modelos Mark IIC+. Mark IV, Dual y Tripe Rectifiers, Formula, Rect-O y TriAxis, en cuanto a previos; las etapas de potencia empleadas han sido la Road King, Lonestar y etapas de 2:90.

Sobre los recintos, emplea baffles de 4x12”, todos ellos con altavoces Celestion 30 integrados.



Por lo general, John graba de forma directa: Guitarra–Pedales de efectos–Amplificador. Respecto a microfonía, emplea Shure SM57 y Sennheiser MD421 situados a pulgada y media del centro del altavoz (normalmente los dos micrófonos se sitúan en altavoces diferentes). Todo ello, combinado en un canal único, sin compresión.



Del mismo modo, Petrucci es famoso por sus “rigs” en directo, así como la complejidad de los mismos. Además de Mesa Boogie, también emplea dispositivos e interfaces MIDI de TC Electronics y Digital Music Corp, acondicionadores de potencia y reguladores Furman, armonizador Eventilde, Cry Baby de Dunlop, supresor de ruido NS-2 de Boss, pedalera de control con sistema MIDI incorporado custom (desarrollado por Mark Snyder, técnico del guitarrista), afinador y delay digital de Korg, pedales de volumen Ernie Ball, compresor DBX, procesadores multiefectos Lexicon (MPX-1, MPX-1 G2, PCM-70, PCM-80) y sistemas inalámbricos Nady.



Por lo general, en sus “rigs”, John dispone dos señales de audio completamente separadas: una para limpios y otra para canales distorsionados. Los recintos 4x12 reciben la señal distorsionada, mientras que los 2x12 reciben las señales limpias, así como las procedentes del piezo.



La sofisticación de todo el material de que dispone, así como su localización en directo, de acuerdo con su filosofía, hacen de Petrucci un músico con una calidad de sonido en directo sublime.



Cabe destacar, por último, que en sus comienzos con Majesty a menudo era visto en directo con una BcRich “stratosférica” y amplificadores Randall.



CONCLUSIÓN

Considero que para definir a Petrucci hace falta algo más que decir “es bueno, rápido, técnico y toca prodigiosamente”. Es un punto y aparte, un creador, una eminencia que sentó las bases de lo que hoy conocemos como rock-metal progresivo. Un músico de soberbia seriedad, desbordantes conocimientos y gran carisma, así como entregado al público. En definitiva, un trabajador de la música extremadamente responsable y al que se le tiene un reconocimiento y un más que merecido respeto profesional en todo el globo. John, te queremos.

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec